POESÍA

[NO LLORO, AMIGA]

No, amiga, no estoy llorando.

No tengo necesidad de recostarme en tu hombro.

No pienses por un momento que necesito tu abrazo.

No, querida amiga, no estoy llorando.

Aunque deje escapar un leve sollozo,

aunque por dentro esté temblando.

Si me aferro a tu ropa, perdóname. 

Por mucho tiempo me he sentido sola.

Si me escondo en tu regazo, déjame.

Hay tantas cosas que prefiero ocultar.

Si escuchas un sonido extraño

como de cristales estallando contra el piso,

no te asustes, amiga, no te inquietes:

es mi corazón que una vez más se rompe,

aunque luego se junte, como siempre.

Si te hablo, escúchame en silencio.

Las palabras que dices, antes también las oí.

Y si ves que me alejo, no me detengas,

lo he hecho otras veces,

y siempre volví…

 

-Lihem ben Sayel

6862267-wind-wallpapers

 

 

PROSA, REFLEXIONES

EL DOLOR TAMBIÉN ENSEÑA

6-isabel-guerraHablemos del dolor. De las cosas que silenciamos, pero que quisiéramos gritar a los cuatro vientos. Hablemos de nuestro estado real. Hablemos del pasado, de nuestra crónica sensación de soledad. Hablemos de cómo nos sentimos. Hablemos de las personas que se marcharon, de los abrazos que jamás llegaron, de las palabras que quisimos oír, pero que fueron sustituidas por un profundo vacío. De los golpes que nos marcaron. Hablemos de recuerdos que torturan. De asuntos que ocurrieron, pero que intentamos por todos los medios negar, tal como la noche le niega al sol su esplendor. Hablemos del consuelo. ¿Dónde hallarlo? Hablemos de esperanzas que se desvanecen, de deseos que no se cumplen. Porque no, el tiempo no cura las heridas, sólo las adormece. Y el dolor no se mitiga tan sólo con el olvido y el silencio. Hablemos del dolor. ¿Por qué callarnos…? A veces, es necesario desahogarnos. Porque el dolor también tiene cosas que enseñarnos.

“El dolor, la injusticia y el error son tres tipos de males con una curiosa diferencia: la injusticia y el error pueden ser ignorados por el que vive dentro de ellos, mientras que el dolor, en cambio, no puede ser ignorado, es un mal desenmascarado, inequívoco: toda persona sabe que algo anda mal cuando ella sufre. Y es que Dios nos habla por medio de la conciencia, y nos grita por medio de nuestros dolores.”

-C. S. Lewis (El problema del dolor, 1940)

CONFESIONES :o

SERENDIPIA

Nunca nada es igual. Todo en la vida está sujeto a cambios.
Las estaciones del año. El día y la noche. Los minutos que pasan. Las flores que nacen y mueren. Por lo tanto, existen temporadas en que, el que se comunica escribiendo, debe escribir dejándose llevar por lo que siente, casi sin pulirlo.
Los que me conocen bien, –o incluso los que no tanto-, deben saber esto de mí: amo la verdad, y me apasiona, y la busco intensamente. Me aferro a la verdad de una manera tan sólida, porque sé lo que es vivir en la mentira. No veo la verdad como un objeto, ni como un fin al cual llegar.
Para mí, la verdad es la forma más pura de vivir. 
También sé lo que es vivir mirando el lado oscuro de la luna. Pero me perdía de muchas cosas maravillosas. Y además, enturbiaba a las personas que me rodeaban. ¿Por qué…? ¿Por qué nos detenemos tanto tiempo más en observar lo que nos falta, que en agradecer por lo que ya tenemos, y hemos conseguido?
La gratitud abre las puertas de la verdadera felicidad.
Lamento profundamente mis dificultades -aún- para involucrarme emocionalmente con las personas. No es que no las ame. No es que no quiera disfrutar de su compañía. Es que cuando se acercan a mí -mucho- algo en mí se paraliza. Es como si mi reloj emocional se detuviese. No sé cómo actuar. No sé qué decir. Y si hay algo que no acepto en mí, es el hablar por hablar. Va contra mis principios. Ya saben, soy más de escribir. Y de observar, y analizar. 
Perdónenme. Yo soy la primera en sufrir. Si supiera solucionarlo, lo haría.
Así que por eso decidí dejar que los días pasen. Escribo en mis diarios. Hago lo que se supone que debo hacer, (y amo lo que hago, para ser honesta). Estoy leyendo a Haper Lee (“Matar a un ruiseñor”). Es una lectura maravillosa y con un contexto de tintes muy nobles. El tipo de historia que me gusta, por su pureza y transparencia.
Espero que hayan disfrutado la canción. Yo me he enamorado.
Y por esta hermosa canción he puesto este título, ya que no la estaba buscando, y sencillamente la encontré.
-Lihem ben Sayel

beautiful-starry-evening-sky-244002

REFLEXIONES

NOBLEZA

helping-others-ws3

Necesitamos ser más nobles…

REFLEXIONES

¿CÓMO SE CONSIGUE ‘SER HUMILDE’?

Me gustaría conocer la fórmula, si es que la hay. Daría todo para intentar averiguar cómo se puede llegar hasta allí. ¿Es algo progresivo; es algo con lo que naces; es algo que decides? Conozco el para qué, y el por qué. Pero necesito saber más acerca del cómo, porque la HUMILDAD sigue siendo para mí un tema tan sagrado, al que uno no puede acercarse con prejuicios, ni con clichés -los cuales no ayudan en nada al descubrimiento de la verdad.

Definición de la RAE:

humildad.
(Del lat. humilĭtas, -ātis).
1. f. Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento.


Por esta definición, comprendo entonces que para ser humilde uno debe vivir a cada instante de su vida consciente de lo que NO PUEDES hacer, porque se enfoca en las limitaciones y debilidades. Pero que yo sepa, la humildad también consiste en admitir tus puntos fuertes. ¿O acaso el hacerlo ya te convierte en un orgulloso, o pedante? Para ser una virtud que valoramos tanto, ¿no está un poco mal definida? O al menos no estamos al frente de una definición del todo completa.
Bueno, yo sigo en mi búsqueda. Tengo la sensación -y más aún siendo seguidora de Jesucristo-, que tengo la respuesta delante de mí. Pero, por algún motivo, talvez no soy capaz de verla. Lo único que sé, es que deseo ser una persona humilde, pero humilde de verdad. No de esas personas que fingen la humildad, ni de esas que creen que para ser humildes deben hablar con voz apagada, vestidos descuidadamente y caminar mirándose los pies. Si es así, entonces jamás entraré en ese club. Pero como sé que no es así -aunque nuestros prejuicios y erróneas percepciones nos quieran hacer creer que sí-, continuaré en mi búsqueda. Y sobre todo, espero algún día ser verdaderamente humilde. Como Jesús.

humbheart

La humildad no es pensar menos de usted mismo, es pensar menos en usted mismo. La humildad es pensar más en otros.

-Rick Warren

CONFESIONES :o

CUESTIONES EXISTENCIALES

     Simplemente preguntas, que no son tan simples de responder:
  • ¿Por qué cuando pensamos en alguien nos cuesta decirle: pienso en ti? 
  • ¿Por qué cuesta tanto decirle a “esa” persona: te quiero?
  • ¿Por qué nos cuesta tanto desvelar nuestros sentimientos?

no esperes

Lihem ben Sayel

PROSA

PEQUEÑA FLOR SILVESTRE…

Pequeña, mi pequeña flor silvestre. Eres tan pequeña, que cualquier susurro de las mariposas podría hacerte desvanecer. Estás tan escondida, en algún paraje, lejos de todo lo que conocemos, que apenas alguien puede verte. Verte de verdad. Insignificante. Así han llegado a definirte aquellos que tienen moldes, que ponen estigmas, que se alimentan de prejuicios y que exhalan impaciencia.
Siempre tan frágil, que cualquier suspiro del viento te parece tormenta y azote. Ni el sol ha tenido piedad. Envía sus fuertes rayos, alguien diría que con no muy nobles intenciones. No se hallaron nubes que tuviesen el decoro de protegerte. Incluso niños inconscientes jugaron alrededor de ti, y arrancaron tus hojas. Pisotearon tu tallo. [¿Dónde está ahora la pequeña flor…?]
Pero tus raíces…
Tus raíces permanecen firmes. Estás bien arraigada porque has sido, a su vez, bien sembrada.  Permaneces. Creces. Respiras. Aprendes. Sueñas y crees. Lees en las noches el mensaje de las estrellas: hay muchas formas de brillar, pero no todos son capaces de descubrirlas. Porque ciertamente algunos pierden demasiado tiempo observándote, y meneando la cabeza: eres poca cosa, dicen, no eres como nosotros queremos que seas. Eres diferente.
Por eso, sigue adelante, y no te mueras… mi pequeña, extraña, rara, pero auténtica flor silvestre.

cvetok-pole-leto-priroda

CONSEJOS, REFLEXIONES

TÚ, SONRÍE.

music-makes-me-happy-by-plastickheart-png

No todo saldrá siempre como tú quieres. A veces, tus expectativas no serán satisfechas. De vez en cuando, notarás que el dolor es intenso. La melancolía ganará terreno. [¿Será cierto aquello de que los tiempos pasados fueron mejores?] La gente cambia. Tú cambias. Todo cambia. 

Sin embargo…

El sol sale todos los días. Las estrellas iluminan las noches. Las flores silvestres siguen creciendo junto al camino. Los pajarillos no detienen su alegre canción. El arcoíris corona las nubes allá a lo lejos. Tu corazón aún late, como música de fondo. La brisa aún revuelve tus cabellos. La lluvia sigue cayendo, cayendo, cayendo…

La vida continúa. 

Así que, entonces, ¿qué más da…?
TÚ, SONRÍE.

🙂

POESÍA

DURMIENDO SOLA

wonderful-oil-paintings-2No estoy acostumbrada, no, a ver pasar el tiempo en ausencia de ti. No me acostumbro a dormir sola. No me adapto a extrañarte. Me consumen las horas que pasan despacio, torturándome cual lazo alrededor de mi cuello. Es tan raro llegar y no encontrarte. Recorrer los rincones de nuestro espacio, como si mi mente estuviera en otra parte, mientras mi cuerpo te anhela con celo. No me acostumbro, no, a dormir sola. A no sentir tu cuerpo cerca del mío, a no recibir tus besos y tus amores. Si te tuviera cerca, ¿qué te diría? ¿Cuán largo sería nuestro abrazo? ¿Cuán intensos serían nuestros besos? No me acostumbro, no, a que estés tan lejos.

-Lihem ben Sayel

CONFESIONES :o, MUY PERSONAL, REFLEXIONES

PERDÓN.

imaginacionSoltar cargas que nos oprimen. Despojarnos de la culpabilidad que llevamos a cuestas. Liberarnos de la agonía que nos hace respirar con dificultad. No permitir que la amargura nos robe la sonrisa. Remendar lo que se estaba rompiendo. Reconocer con humildad y sensatez que hemos fallado. Intentar restaurar las relaciones, en lugar de darlas definitivamente por perdidas. Hacer nuestra parte. Ir más allá del orgullo, del egoísmo, y de nuestro desenfrenado deseo de “tener siempre la razón”. Poder mirar a los ojos, con la consciencia limpia. Poder sonreír, sabiendo que estamos en paz con nosotros mismos, y con los demás. Dormir con la tranquilidad de alguien que se siente a cuentas. También liberar a otros de las cargas que les hemos impuesto. Todos fallamos. Todos ofendemos. Todos necesitamos el perdón.
-Lihem ben Sayel

[The Making-Of: ‘Perdón’]