CONFESIONES :o

Cosas personales [Noviembre, 2017]

Empiezo este reporte con una amable confesión: esta época del año es mi favorita, y la que más me entusiasma, sin duda. Sencillamente, logra envolverme con el clímax de la nostalgia; los pensamientos del final del año siempre se tiñen de introspección, y es fascinante.

Y haciendo gala de ese ejercicio introspectivo que inunda los últimos dos meses del año, escribo esta entrada, no con una sensación de triunfo absolutista, pero tampoco de derrota. Y continuando con las confesiones, debo decir que, una de las etiquetas con las que podría catalogar este año, es la de caótico. Desde el mes de febrero, una secuencia de circunstancias han marcado mi vida. Me han hecho distinta.

Y no, no es para nada negativo. De hecho, creo que he subido un peldaño en madurez como mujer (sea lo que sea que eso signifique), y, además, me he hallado más a mí misma en medio de la turba constante que son mis pensamientos y emociones, muy inclinadas a la nostalgia propia de los poetas y artistas.

Hablando con un gran amigo mío escritor,  me dijo que no estaba escribiendo mucho por el simple hecho de que “estaba feliz”. Talvez a algunos de ustedes les suene exageradamente pesimista. No obstante, yo lo comprendí en seguida. [Qué maravilla ser comprendidos en la profundidad de nuestra aparente locura y caos.]

Algunas veces me he sentido cohibida en ser yo misma. Yo. La auténtica. La que tiene las emociones a flor de piel. La que es apasionada e intensa en lo que hace, dice y piensa. La que es sensible, y percibe la belleza de la vida,  del amor, del arte, de las cosas creadas y por crear por encima de los que me rodean. Esa. Esa que siente tener una locomotora en el pecho. Esa, impulsiva y salvaje, a veces. Esa que es capaz de permanecer inmóvil, de pie, aunque el mundo se le esté derrumbando encima. Esa que no se amilana. Esa que decide a quién seguir, a quién creer. Esa que cuestiona. Que no siente miedo [excepto por mi temor irracional a las alturas y a los murciélagos]. Esa a la que no le tiembla el pulso, ni desvía la mirada. Esa que es poesía y prosa, según la ocasión.

Así que decidí liberarme. [Quiero que esta frase esté aquí, solita, para que se vea y se entienda bien].

He comprendido algunas cosas más profundas acerca de mi fe. Acerca del Dios a quien amo y sirvo. He comprendido que a Él no lo puedes etiquetar en una idea, dogma, religión o filosofía. Que trasciende todo lo terrenal y humano. Y que, de esa misma forma, nos ha creado de una manera en la que, el único estado en el que nos sentimos cómodos, es siendo completamente libres. Libres de etiquetas y normas absurdas creadas por hombres para tener todo bajo control. 

Me está ayudando mucho un grupo de personas que encontré con mi misma fe, pero transgresores de la religiosidad; que hacen y dicen con enorme precisión muchas de las cosas que yo también pienso. Me alegra saber que hay personas como yo, sensibles al arte y la cultura, y apasionados por una fe verdadera.

No estoy hecha para obedecer un molde, para encajar. ¿Quién ha dicho que encajar es bueno…? Soy un espíritu libre, como dice una amada amiga. Siempre he tenido un toque desafiante bajo el velo introvertido de mi personalidad. Me gusta el misterio, y los secretos a descubrir.  Pero a mis 32 años, en vez de suponerme un problema, lo considero una enorme ventaja.

Amo a la gente, y quiero hacer el bien. Es mi meta en la vida: ser mejor persona para amar a las personas incondicionalmente. Y sólo Jesús me puede ayudar en esta tarea, porque Él lo logró.

Pero no me encasilles. No trates de hacer que encaje en un molde. Soy quien soy. Y si cambio, será para agradar al Dios en el que creo, no para que el sistema establecido se sienta cómodo conmigo. 

Por eso AMO  a la gente honesta. La gente honesta es humilde, porque es capaz de reconocer sus debilidades. Se hacen vulnerables al resto, y crecen en empatía, porque los demás pueden sentirse comprendidos y, por ende, aceptados.

Me siento desatada. Literalmente. Desatada de yugos mediocres y asustadizos. Y así como hiciere Sansón frente a los filisteos, en esta etapa de mi vida, derrumbo las columnas a las que me habían encadenado, para llegar a cumplir el propósito que está implícito en mí.

Qué maravilla es la LIBERTAD.

Nejath Lizett Hidalgo Mahmud (Lihem Ben Sayel)



 

 

 

 

 

CONFESIONES :o, MUY PERSONAL, REFLEXIONES

PERDÓN.

imaginacionSoltar cargas que nos oprimen. Despojarnos de la culpabilidad que llevamos a cuestas. Liberarnos de la agonía que nos hace respirar con dificultad. No permitir que la amargura nos robe la sonrisa. Remendar lo que se estaba rompiendo. Reconocer con humildad y sensatez que hemos fallado. Intentar restaurar las relaciones, en lugar de darlas definitivamente por perdidas. Hacer nuestra parte. Ir más allá del orgullo, del egoísmo, y de nuestro desenfrenado deseo de “tener siempre la razón”. Poder mirar a los ojos, con la consciencia limpia. Poder sonreír, sabiendo que estamos en paz con nosotros mismos, y con los demás. Dormir con la tranquilidad de alguien que se siente a cuentas. También liberar a otros de las cargas que les hemos impuesto. Todos fallamos. Todos ofendemos. Todos necesitamos el perdón.
-Lihem ben Sayel

[The Making-Of: ‘Perdón’]

ARTÍCULOS, LIBROS/LITERATURA, REFLEXIONES

PUBLICAR O NO PUBLICAR: ¿es esa la cuestión?

images (2)Los que amamos escribir lo sabemos: escribir forma parte nosotros. Habrá quien escribe por placer, o por negocio, o por pura casualidad. Hay también quien “quiere pero no puede”, y quien “puede pero no quiere”. Y en ese momento interpretamos una delgada línea que nos atañe: ¿cuál es mi verdadero deseo: escribir por escribir, escribir como terapia, escribir y buscarme un lugar en esa élite tan universal de la literatura? ¿Realmente la última “gran meta” de un escritor por naturaleza es el publicar sus escritos? Estamos en una época donde “casi cualquiera” puede escribir un libro y contar cualquier cosa, valga la pena o no ser leída. ¿Es eso lo que hace al escritor? En fin. Hay muchos escritores de verdad que aún no han publicado, y quizás jamás lo hagan. Y hay muchos que no son escritores que ya tienen un libro con sus nombres y foto en portada. ¿Justo? ¿No justo? No lo sé. No me interesa. Yo sólo escribo porque sí. Si no lo haría, moriría.

Amira Akhtar.

MUY PERSONAL

OTRO ANUNCIO…

Buenas tardes,
Quiero decirles a los que me conozcan como Nejath -en carne y hueso, me refiero-, no se preocupen. ESTOY BIEN. Cuando publico alguna entrada, poesía, prosa, reflexión, etc… no necesariamente expreso mis propias preocupaciones. Sin embargo, a veces sí lo hago. Y cuando lo hago -créanme- no necesito vuestra bien intencionada preocupación 🙂 No sé cómo decir esto sin que algunas personas se ofendan o se den por aludidas. Pero lo siento, creo que es necesario hacerlo por un simple motivo: este espacio me sirve para expresar mis ideas literarias, NO ÚNICAMENTE para expresar mis pensamientos o estados de ánimo 😀 😀 😀
Por lo tanto les agradezco que cuando yo publique algo, no lo tomen siempre a título personal. Eso en verdad lo que me produce es cierta incomodidad y me inhibe de continuar expresando mis múltiples ideas literarias, que es el motivo por el cual reabrí este espacio. De corazón, sin pretensiones, pero muy sinceramente y con cariño,
Nejath L. Hidalgo
  • la que toca la batería, bla bla bla…
  • la que hace muchas cosas que ustedes y yo ya sabemos
  • la que únicamente quiere escribir sin que le pregunten “qué te pasa” 😀
Jaja…. ¡por favor, necesito vuestra comprensión! Besos y abrazos, para que no crean que estoy enfadada… (que no lo estoy).

LIBROS/LITERATURA, MÚSICA DE LA BUENA, MI VIDA EN IMÁGENES, PERSONAL, VIVENCIAS

-DESAFÍO: EL LUGAR DONDE ESCRIBO.

Les presento a mi nuevo amigo, Adam Hurst. Le amo.

Reconozco que  la idea me sedujo por su originalidad, así que muchas gracias  a mi compañero Donovan por tomarme en cuenta para este desafío tan divertido. Cada escritor tiene su “mundo”, delimitado muchas veces por líneas imaginarias, porque la “gran idea” puede aparecer en cualquier momento y en cualquier lugar… y como bien sabemos, hay que estar preparados 😀

EL LUGAR DONDE ESCRIBO….

1. Principalmente escribo en mi casa. En esta mesa, para ser exactos. Mi Mac es ahora mismo donde escribo y desarrollo los proyectos extensos (novela, cuentos, relatos, etc…). Es mi principal herramienta. Pero para mí, el papel es papel.

10481947_1551320631811981_7032456833259597283_n

Así que las cosas personales y de vital importancia siempre las registro en papel. Aunque tengo muchos diarios y cuadernos, le asigno a cada uno una importancia y una tarea específica:

  • cuadernos de poesía (Nivel básico),
  • cuadernos de poesía (Nivel PRO),
  • diario personal (mezclado con escritos de una novela que empecé en 2007 u 8),
  • diario de viajes/congresos,
  • diario de noviazgo/matrimonio,
  • cuadernos para apuntar ideas, o para usar como diarios,
  • cuadernos que me compré porque son bonitos 😀
  • cuadernos que me han obsequiado
  • etc…

En fin, que si algo no falta en mi casa, son diarios y cuadernos, como pueden ver. Además me encanta escribir con pluma y tinta de vez en cuando, así que tengo varios sets de caligrafía.

2. Lo de ahí abajo es un sitio donde paso mucho, mucho, mucho tiempo durante la semana. Y ahí también he escrito muchas cosas. Además, en ese lugar hay mucha paz, así que me llueven las ideas, que normalmente guardo en mi amado Evernote para luego hacerlas realidad.

IMG_6939

3. Soy muy hogareña. Así que mi casa es mi pequeño refugio, mi lugar perfecto en el mundo. Les aseguro que en mi casa soy feliz, y jamás me aburro :D. Este es el motivo principal por el cual no quedo con mucha gente 😀 😀 😀

Si entras, esto es lo primero que te encuentras…

11021088_1551320005145377_2110729262903286522_n

4. Y bueno, aunque no tengo tantos libros como quisiera, aumento cada vez que puedo mi biblioteca personal. Como pueden notar, me estoy quedando sin espacio para más libros… 😦 Y eso no me gusta.

1010141_1551319978478713_1917054390886189099_n

10987444_1551320035145374_6552237633820921888_n

5. Para mí la literatura va ligada a la música, sí o sí. Así que este es mi rincón donde tengo algunos de mis libros favoritos, (hay más libros detrás de esos libros, aunque no se aprecia), y desde donde muchas veces suena mi música. Ese es Adam Hurst, mi nuevo descubrimiento. Tiene unos temas preciosos y me inspira muchísimo.

268534_1551320198478691_8835611390979165205_n

6. Y hablando de inspiración… aparte de música, necesito sentirme ambientada. Y si hay elementos de la naturaleza que me inspiran al máximo (aparte de una luna llena y una noche estrellada, claro), esas son las montañas. Tengo la bendición de estar rodeada de un par de ellas, aunque lo ideal sería estar rodeada de auténticos bosques.

10982446_1551320255145352_6186109813524157845_n

7. Les añado esta foto que fue un verdadero regalo de Dios. Frente a mí tengo una isla, que es lo que se ve en el horizonte. Pues ese día, me desperté, y al amanecer el cielo estaba rosado, ¡incluso la luna llena estaba rosada! Fue el espectáculo de la naturaleza más hermoso que he visto en mi vida. Obviamente no se aprecia igual en una fotografía…

IMG_3869

8. Pero… como todos sabemos, hay un momento en que el escritor debe “desconectar”. Pues les presento a mi ratito de desconexión: la NBA 😀 Normalmente siempre pierdo, porque no soy muy docta en videojuegos. Pero bueno, me distraigo un ratito para luego seguir con mis cosas 😀 Antes era de los Lakers, pero han hecho una temporada malísima. Así que me cambié a los Spurs, pero como ahora Hardem está anotando muchísimo, pues resulta que ahora juego con los Rockets. Sí, soy lo que se dice “una chaquetera”. No soporto perder 😀

11021271_1551320588478652_6717269273216890704_n

9. Y no me olvido de mi pequeña “Rania”, el pc con el que empecé a escribir mi novela. La tengo en la habitación para otros fines, pero jamás olvidaré que fue con ella que empecé la aventura literaria más larga de mi vida, y la que más esfuerzo me ha requerido. Gracias Rania 🙂 ; (le puse Rania en honor a la Reina de Jordania).

10991383_1551320465145331_1431319890168781748_n

NOMINADO:

Tengo una grandísima curiosidad por conocer el lugar donde escribe mi amigo N. Joaquin Acosta.

Lihem ben Sayel…