CON EL CORAZÓN ROTO.

No puedo callarme, ni puedo permanecer indiferente ante lo que está ocurriendo ahora mismo en París. Al enterarme de las primeras explosiones y muertes, elevé oraciones desde lo profundo de mi corazón por las personas encerradas en la sala de conciertos, pues tenía la esperanza de que por lo menos ellos pudieran salir con vida; sin embargo, ahora las noticias informan que -después del asalto policial- hay un centenar de muertos allí… Y mi corazón se rompe en mil pedazos. ¡Cuánto horror y cuánto dolor! Es frustrante ver cómo estas cosas ocurren. Yo no tengo palabras… Ni quiero escribir más. Simplemente quería manifestar mi dolor ante estos terribles sucesos.

Sencillamente, esto es repugnante.

LbS.

IMG_1196

GRACIAS, JAMES…

Hoy es un día triste para mí. Como gran amante de la música que soy, no puedo pasar por alto el fallecimiento de James Horner, mi compositor favorito (en cuanto a bandas sonoras se refiere), a quien conocí con nada más que 11 años gracias a su maravillosa composición de la BSO de “Titanic”. Sin embargo, nuestra historia no quedaría ahí. James Horner forma parte del acontecimiento más maravilloso e inolvidable de mi vida hasta ahora: mi boda. Y para entrar al altar, elegí minuciosamente una pieza suya compuesta para la mítica “Braveheart”, llamada: “For the love of a princess”, cuyo tema me ha dado la sensación siempre de haber sido compuesto para mí. Y mi afirmación no es atrevimiento, sino la hermosa sensación que puede generar la música en nosotros. Hasta el día de hoy, esa canción es tan importante para mí, que me es imposible escucharla en cualquier circunstancia, salvo en momentos especiales, porque sus notas remueven mis entrañas con un poder que sólo la música y su vínculo con los momentos más relevantes de nuestra existencia pueden explicar.

Por eso, gracias James, porque tu genialidad y sensibilidad han estremecido el corazón de millones de personas alrededor del mundo; y entre todos ellos, está también el mío.

Descansa en paz.

james-horner

Malala Yousafzai (Nobel de la Paz 2014)

malalagrande

“Es verdad que la pluma es más fuerte que la espada; la educación asusta a aquellos que usan el terror.  El mayor terror de los talibanes ha resultado ser un niña de 14 años armada con unos libros”.

-Malala Yousafzai

(Premio Nobel de la Paz 2014)

 

Mabrouk Malala…  Salam 🙂