REFLEXIONES, VIVENCIAS

Mensajes del corazón [#2 Meditaciones y conclusiones.]

imagen3

#2 Meditaciones y conclusiones.

—Carácter. (Escrito el 23 de octubre, 2016)

En las personas, no admiro los dones espirituales que poseen. Esos son regalos, obsequios de Dios. Tampoco admiro los talentos, porque esos son habilidades que se pueden desarrollar (con distintas finalidades e intenciones). Pero lo que sí admiro, es el carácter. Porque eso no se recibe en una oración, ni se consigue yendo a un Súper Congreso, ni se obtiene de un día para otro. Tampoco es directamente proporcional al “cargo de liderazgo” que poseas, ni a un título eclesiástico. El carácter se trabaja día a día, decidiendo morir al ego (eso que tantas cosas estropea en el Reino de Dios). Se consigue decidiendo ser mansos y humildes de corazón, como Jesús. A esas, son las personas a las que admiro secretamente, porque me recuerdan a Jesús. Trabajemos más por tener el carácter de Cristo. Y hagamos menos por “hacernos notar.”

—Morir. (Escrito el 11 de agosto, 2016)

Cuando vas madurando, te das cuenta de que ya no necesitas explicarte tanto, ni demostrar permanentemente algo. Agradarás a unos más que a otros. Lo asumes. No te importa. Aceptas las críticas tanto como los elogios, ya que los puedes mantener a ambos al mismo nivel. Y esto es algo que me fascina de Jesús: que tuvo claro desde el principio que “gloria de hombres” no recibiría, porque ésta es, muchas veces, un mero espejismo que pronto se desvanece. Y eso se llama “estar muerto al yo”. Porque te determinas a que haya sólo una pasión que mueva tu vida, y entonces lo demás se hace fácilmente desechable. Y la paz que sientes dentro, sobrepasa todo entendimiento.
«Así es, todo lo demás no vale nada cuando se le compara con el infinito valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por amor a él, he desechado todo lo demás y lo considero basura a fin de ganar a Cristo» (Filipenses 3:8)

—Búsqueda. (Escrito el 4 de junio, 2016)

… Y así llegó el día en el que me cansé de buscar a Dios intensamente sólo en momentos “puntuales” (predicaciones, retiros, dificultades, etc…) Y me pregunté: ¿qué pasaría si empiezo a buscarle cada día con todo mi corazón, como si cada día estuviera desesperada por su presencia? ¿Qué pasaría si sustituyo todo aquello que no me edifica (aunque lo ame) por aquello que me acerca más a Dios? ¿Qué pasaría si renuncio a mis planes y adopto el propósito de Dios en su totalidad? ¿Qué pasaría si en lugar de éxito y reconocimiento, busco impregnarme del carácter de Cristo? Resultado: ¡la mejor época de mi vida cristiana! Te invito a probar.

—Éxito. (Escrito el 30 de mayo, 2016)

Si haces algo “en el nombre de Dios”, hazlo por amor, no por sobresalir. En tus relaciones con los demás, no sólo se trata de “enseñarles” tu punto de vista; ante todo se trata de saber escuchar. ¿Realizar grandes obras, o procurar el carácter de Jesús? Siempre podrás hacer obras sin tener Su carácter. Pero alguien con el carácter de Jesús, obrará conforme al Espíritu. ¿Éxito? Éxito es saber que hiciste la perfecta voluntad de Dios. Que moriste a ti mismo, y a tus deseos egoístas. Y viviste para amar, servir y perdonar como Jesús.

—Lihem Ben Sayel.

36130927-vintage

REFLEXIONES

Mensajes del corazón [#1 Madrugadas.]


imagen3

#1 Madrugadas.

Esta es una canción que amo mucho.

Me despierto en las madrugadas. A veces porque tengo hambre (!!!). Otras, por los movimientos de mi bebé; entonces, salgo de la habitación y voy a jugar con él. Pero mis momentos favoritos en estas madrugadas (que ya anuncian una nueva etapa para mí), son mis conversaciones con Dios.

Hablamos de todo, créeme. Río con Él, y, muy a menudo, también lloro, experimentando así aquello tan hermoso y profundo a lo que llamamos “quebrantamiento”.

Las cosas espirituales, pueden ser entendidas sólo por aquellos que caminan en el Espíritu. De otra forma, son tan difíciles de explicar y comprender, como cuando mi hermano menor me habla de Física, y pretende que comparta su entusiasmo por una fórmula que no sé ni para qué sirve. (Saludos Tito).

Ahora, estoy enfocada en un hermoso consejo de Jesús:

…«y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;»
‭‭S. Mateo‬ ‭11:29‬ 

Esto me habla de carácter. De la esencia del ser. Estoy fascinada con esta escritura, y ocupa mi mente y mi corazón ahora mismo. Admiro a Jesús en toda su plenitud, y mi deseo mayor e insustituible, es ser como Él.

—Lihem Ben Sayel.

cc9778a6-cd8b-41c3-9545-849f98efa807-2585-0000072a7f3d16c8_tmp

CONFESIONES :o

CUESTIONES EXISTENCIALES

     Simplemente preguntas, que no son tan simples de responder:
  • ¿Por qué cuando pensamos en alguien nos cuesta decirle: pienso en ti? 
  • ¿Por qué cuesta tanto decirle a “esa” persona: te quiero?
  • ¿Por qué nos cuesta tanto desvelar nuestros sentimientos?

no esperes

Lihem ben Sayel

CONFESIONES :o, MUY PERSONAL

-CAMINOS. SENDAS. DECISIONES. DESTINO.

Muchas de las cuestiones más trascendentales de nuestra vida a veces comienzan con un “y si…”.

A veces me pregunto qué habría sido de mi si hubiese tomado caminos distintos. Decisiones diferentes.

Simplemente me pregunto, ¿dónde estaría hoy?

No es que no me encuentre feliz, es que simplemente, a veces, te lo preguntas: ¿a dónde me habría llevado ese camino? Creo también que una de las palabras que a veces pueden asolar nuestra alma es la palabra frustración. Esa palabra que es algo así como “ciertas cosas no resueltas que te persiguen como si fueran una sombra al atardecer”.

Quizá la culpa es mía, por pensar tanto, y siempre. Talvez si no le diera vuelta a las cosas y si me limitara a conformarme con  mi realidad sería suficiente. Pero necesito divagar con mis pensamientos para aclarar mis ideas. Porque a veces siento como si perdiese mi norte, mi camino. Me siento un poco perdida, confusa. Y me pregunto: ¿está mal sentirse así? ¿Acaso no tengo el derecho de equivocarme, de sentirme así? ¿Puedo gozar de ese margen?

¿Cómo uno vuelve a su camino, a la senda correcta? O mejor aún, ¿por qué a veces tenemos esa extraña sensación de estarnos desviando o desenfocando?

A veces queremos hacer tanto, que se convierte en distracción de las cosas esenciales. Las cosas importantes. Y esto también me suena a cliché… Porque, ¿qué es lo que catalogamos como importante?

Sí.

¿Qué es lo importante…?

El otro día hablé con un amigo, y le confesé que me sentía tan extraña y tenía tantos deseos de hablar con alguien ‘de confianza’, que me miré al espejo y empecé a hablar conmigo misma. Hablé conmigo misma. Me miré a los ojos. Y en esa conversación ocurrieron cosas que serían difíciles de explicar aquí. Pero al terminar, me sentí mejor…

¿Cambia tu concepto de lo que es verdad? ¿Cambia tu mentalidad de cuando en cuando? ¿Cambias tan a menudo que a veces te ves al espejo y no te reconoces?

Caminos. Sendas. Decisiones. Y el tiempo… el tiempo que pasa y no se detiene.

Pero no tengo miedo. Tengo paz con lo que ocurrirá más allá.

tumblr_lspfdfeqWl1qltwuzo1_500

eeeee