VIVENCIAS DE UNA ESCRITORA

[HA SIDO LARGO EL VIAJE, PERO AL FIN LLEGUÉ]

Ayer, miércoles 23 de marzo, escribí la palabra “fin” al concluir mi primera novela. No voy a ser nada cursi, porque, para empezar, estoy agotada. Y segundo, despúes de tanto tiempo, en verdad sólo quería acabarla. Para ello no necesitaba otra cosa sino ‘tiempo’. Y las vacaciones de esta semana me brindaron tal oportunidad. Sí, estoy contenta. Muy contenta. Sobre todo cuando, después de imprimirla (para la primera edición), la sostuve en mis manos. Sentí el peso de esas palabras. Sentí los recuerdos acumulados en el transcurso de estos años.

Rayos, ya me he puesto cursi, jaja.

Pero es que es difícil no expresar alguna emoción. Es cierto que estos últimos días han estado rodeados de tristeza y de incertidumbre. Pero en medio de todo, puedo decir:

¡TERMINÉ MI PRIMERA NOVELA!

No voy a decir que es buena, ni que vale la pena leerla. Ya saben que no soy de esas. Porque, para empezar, no está en mis planes publicarla, ni pienso en ello en lo absoluto. Así que ustedes también olvídense de eso. Simplemente estoy feliz. Y punto, nada más. La terminé. Y bravo por mí.

Ahora la voy a revisar, para pulirla, para acto seguido entregársela a una amiga para que la lea (es la que me hace de editora). Lo bueno es que también se apuntó otro amigo, y, lo más importante, mi hermano. Necesito esas opiniones para estar segura de que no quedan cabos sueltos, y de que no hay erratas, ni faltas gramaticales o de ortografía. Eso es lo peor que me podría pasar jaja os lo aseguro.

Y, para que conste en ésta, mi ‘acta particular’, dejo constancia de los siguientes datos curiosos:

  • Terminé la novela un 23 de Marzo, coincidiendo con la fiesta judía de “Purim” (la fiesta de la Reina Esther).
  • Oh yes, no faltó la luna llena. ¡Luna llena! No podía ser más perfecto.
  • Mientras terminaba de escribirla, ví a través de la ventana una estrella muy, muy brillante. Averigüé su nombre por medio de una aplicación. Su nombre es “Sirio”.
  • No estaba maquillada jaja lo cual es bastante extraño. Estaba ‘al natural’.
  • Estaba vestida de rojo, enteramente, y llevaba coleta, lo cual también es raro en mí, porque no la suelo usar mucho. No me gusta.
  • Cuando escrbí la palabra “fin”, miré el reloj, y eran las 00:02 horas.
  • Mi esposo fue el primero en enterarse.
  • Al terminarla, también dí gracias a Dios por medio de una oración, y se la dediqué a él.
  • La canción con la que escribí las últimas líneas fue: “Jesus is carried down”, -Ron Allen (TpotC).
  • No lloré ni nada de esas cosas jaja. Sólo quería ducharme.
  • Pasé tres días enteros y completos terminándola. En serio. Agotador.
  • El último  día comí desastrosamente:: Snickers, nachos con guacamole, y una Buckler sin alcohol, con limón.

Y bueno, esta es mi lista de datos curiosos. Porque quiero que, al pasar el tiempo, pueda yo venir a esta entrada y revivirlo otra vez.

Buenas noches amigos y amigas.

“Ha sido largo el viaje, pero al fin llegué”.

¡Ah! Otro dato: esta es la entrada número 1000 de mi Blog. 

😉

ENSAYO

[LAS INCONGRUENCIAS DE WORDPRESS]

En estos días, escuché a un amigo quejarse de que nadie leía lo que escribía. Estaba muy frustrado, porque -según él-, la gente no tiene ningún sincero interés por la lectura. Mientras me lo comentaba, yo no podía dejar de hacerle una pregunta mental: ¿cuándo fue la última vez que tú leíste un libro, o algo de otra persona…?
Los humanos tenemos muchas rarezas, entre ellas, el exigir a otros lo que nosotros no hacemos. ¿Por qué? Bueno… creo que es porque pensamos que lo que nosotros hacemos es mejor que lo que hicieron, por ejemplo, otros escritores. “Lo nuestro” sí que merece ser leído. Vaya… jeje, a veces se nos sube el ego a las nubes, ¿no creen? xD
Yo soy seguida por más de mil personas. Y sigo también a muchísimas. ¿De verdad creen que esas más de mil personas leen todo lo que escribo? ¡Claro que no! Y yo, ¿leo TODO lo que esas mil personas escriben? ¡No! ¡Me es imposible! 😦
Como la mayoría de ustedes, tengo una vida: familia, trabajo, actividades… Y, aunque este Blog forma parte importante de mí hace ya muchos años, no puedo vivir en torno a él. Soy consciente de que no todas las personas que le dan un like a mis entradas, necesariamente las han leído. Pero ¿y qué? No pasa nada. Eso no altera ni la calidad de lo que he escrito, ni mi satisfacción al haberlo publicado. Yo también muestro mi apoyo a muchos bloggers únicamente dando un like a sus entradas, aún reconociendo que, en muchas ocasiones, no he podido leerlas.
Creo que uno no puede estallar contra los demás o considerarse infravalorado por el simple hecho de no recibir tantos likes, comentarios o visitas. Creo que a todos nos gusta que los demás lean lo que escribimos. Pero de ello no puede depender nuestra iniciativa de escribir públicamente. A menos de que escribas únicamente con ese fin. Si ese es tu único fin (ser leído a toda costa), pues creo que, primero, alterarás tu contenido esencial por uno que sea más bien comercial (que no tiene nada de malo, pero por ejemplo, no es mi estilo). Y segundo, creo que te frustrarás enardecidamente al ver que tus “asombrosos escritos” no tienen la repercusión que crees que merecen.
Yo agradezco a todos mi compañeros bloggers que me dan un like, o comentan mis entradas. Agradezco a los que me leen. Y también sé que hay quien lee y no deja huella. Pero lo que no voy a hacer, es quejarme de que los demás “no me leen”, cuando soy consciente de que yo tampoco puedo leerlo todo (¡que ojalá pudiera…!) No creo que eso sea relevante, siempre y cuando yo me sienta feliz escribiendo aquí. 🙂
Creo que todos los bloggers hacemos lo que podemos, según nuestro tiempo e intereses. Yo no vivo para mi Blog. Me divierto mucho aquí, lo disfruto, y casi que lo necesito. Pero no puedo vivir para este sitio. Así que, perdónenme si no dedico suficiente tiempo a la blogsfera, pero, repito, esta no es mi prioridad. 🙂
Si alguien viene y me visita, es más que bienvenido. Y digo más: no necesito que me den like por dármelos, ni que me comenten por comentar, ¡aunque obviamente que siempre a –casi– todos esto nos hace mucha ilusión! 😀 Sin embargo, tampoco me molesta que lo hagan. Este es un espacio público para que cada quien lo disfrute a su manera. No hay ninguna regla ni exigencia. Y si, además de escribir -y ser leída-, puedo encontrarme con personas maravillosas que de otro modo me habría sido imposible conocer, pues, para mí, ya ha valido la pena…
Un fuerte abrazo a todos. ¡Y seguimos adelante amigos!

-Lihem ben Sayel…

LIBROS/LITERATURA, MIS AMIGOS LOS GENIOS, REFLEXIONES

¿ESTÁS DE ACUERDO?

frase-que-otros-se-jacten-de-las-paginas-que-han-escrito-a-mi-me-enorgullecen-las-que-he-leido-jorge-luis-borges-135613

Queridos amigos y amigas que aman leer y escribir: ¿están de acuerdo con esta frase? Hace un par de años, cuando leí esta frase de Borges, recuerdo haber sentido un tremendo impacto. Y me gustaría conocer vuestra opinión al respecto. Para mí sería interesante saber lo que piensan.

¡Gracias de antemano!

ARTÍCULOS, LIBROS/LITERATURA, REFLEXIONES

PUBLICAR O NO PUBLICAR: ¿es esa la cuestión?

images (2)Los que amamos escribir lo sabemos: escribir forma parte nosotros. Habrá quien escribe por placer, o por negocio, o por pura casualidad. Hay también quien “quiere pero no puede”, y quien “puede pero no quiere”. Y en ese momento interpretamos una delgada línea que nos atañe: ¿cuál es mi verdadero deseo: escribir por escribir, escribir como terapia, escribir y buscarme un lugar en esa élite tan universal de la literatura? ¿Realmente la última “gran meta” de un escritor por naturaleza es el publicar sus escritos? Estamos en una época donde “casi cualquiera” puede escribir un libro y contar cualquier cosa, valga la pena o no ser leída. ¿Es eso lo que hace al escritor? En fin. Hay muchos escritores de verdad que aún no han publicado, y quizás jamás lo hagan. Y hay muchos que no son escritores que ya tienen un libro con sus nombres y foto en portada. ¿Justo? ¿No justo? No lo sé. No me interesa. Yo sólo escribo porque sí. Si no lo haría, moriría.

Amira Akhtar.

MUY PERSONAL

OTRO ANUNCIO…

Buenas tardes,
Quiero decirles a los que me conozcan como Nejath -en carne y hueso, me refiero-, no se preocupen. ESTOY BIEN. Cuando publico alguna entrada, poesía, prosa, reflexión, etc… no necesariamente expreso mis propias preocupaciones. Sin embargo, a veces sí lo hago. Y cuando lo hago -créanme- no necesito vuestra bien intencionada preocupación 🙂 No sé cómo decir esto sin que algunas personas se ofendan o se den por aludidas. Pero lo siento, creo que es necesario hacerlo por un simple motivo: este espacio me sirve para expresar mis ideas literarias, NO ÚNICAMENTE para expresar mis pensamientos o estados de ánimo 😀 😀 😀
Por lo tanto les agradezco que cuando yo publique algo, no lo tomen siempre a título personal. Eso en verdad lo que me produce es cierta incomodidad y me inhibe de continuar expresando mis múltiples ideas literarias, que es el motivo por el cual reabrí este espacio. De corazón, sin pretensiones, pero muy sinceramente y con cariño,
Nejath L. Hidalgo
  • la que toca la batería, bla bla bla…
  • la que hace muchas cosas que ustedes y yo ya sabemos
  • la que únicamente quiere escribir sin que le pregunten “qué te pasa” 😀
Jaja…. ¡por favor, necesito vuestra comprensión! Besos y abrazos, para que no crean que estoy enfadada… (que no lo estoy).

MIS AMIGOS LOS GENIOS, VIVENCIAS DE UNA ESCRITORA

-SANGRANDO.

Me pregunté hace unos días, ¿por qué sencillamente no podía dejar de escribir?

Alguien me respondió:

Esto es porque usted es el ingeniero del alma, y el alma está todavía en construcción. Usted no escribe. Como todos los escritores verdaderos, estás sangrando.

-Verwalter.

tinta derramada

😉

CONFESIONES :o, REFLEXIONES, VIVENCIAS DE UNA ESCRITORA

UN MENSAJE DESDE EL CORAZÓN A MIS AMIGOS ESCRITORES.

Hay días cuando no sabes qué escribir. Te sientas frente a tus diarios, cuadernos, y lo único que consigues es mirar fijamente a la página en blanco, impecable. Deslizas las manos sobre el teclado, y admiras cada una de las letras del alfabeto que lo componen, buscando si talvez de repente podría surgir de la nada alguna palabra o frase que desencadene un pensamiento que tenga sentido, o que sea digno de plasmar.

Pero no consigues nada.

Sin embargo, de pronto algo ocurre: una imagen, una conversación, una canción, un hecho, un sentimiento. Y escribes, sintiéndote durante esos minutos la persona más bendecida del planeta, porque sabes que lo que está fluyendo de ti es auténtico y veraz. Es tu propia alma derramándose en las letras que fluyen danzarinas y al compás de los latidos de tu corazón.

A veces me pregunto si uno decide escribir, o si la escritura decide cuándo revelarse a ti, cual voz profunda que te susurra una verdad anhelada. No lo sé. Llevo letras en la sangre y en el corazón. Y me siento privilegiada por poder expresar mis sentimientos más íntimos de esta manera tan noble. También me hace feliz saber que no soy la única, que existen millones de personas alrededor del mundo que aman escribir con pasión.

Me han dicho muchísimas veces: por favor, no dejes de escribir. Pero ahora te lo digo yo a ti, que estás leyendo esto: ¡no dejes nunca de escribir! No dejes de ser parte de esta comunidad ancestral de gente que simplemente ama las letras, y ama las palabras, y son capaces de llegar al corazón de mil formas posibles. Me pueden llamar anticuada, o demasiado simple… pero te animo a que sigas disfrutando de los placeres de leer y escribir. Compra un libro, regala un libro. Escribe una carta bella a alguien a quien amas, escribe en tu Blog, escribe poesía, escribe esa novela que tanto soñaste, escribe en tus diarios, escribe canciones, escribe las historias que atesoras en tu corazón…¡escribe!

Porque siempre habrá alguien que lee…

Siempre vuestra,
Lihem ben Sayel-

MUY PERSONAL, PROSA, VIVENCIAS

MÚSICA

 

(Pulsa play mientras lees…) 

 

 

¿Tendré que creer que siempre estuviste allí, encerrada en mis sentidos, parte de mi ser? Desde la voz de un Ser que me hablaba de destino y propósito, aún antes de yo llegar  a este lugar; hasta el latido de un corazón que me amaba, y que  escuchaba yo desde el vientre dulcemente  palpitar.

¿Cuál fue la primera melodía, el primer canto, la primera vez? ¿Cuándo tuve consciencia de que en mis pasos te vería siempre una y otra vez? Aún en tu silencio también te encuentro, pausada, retórica, llena de voluntad. Porque tú sí que sabes callar, y de repente, en tu silencio te das a notar aún más.

Le das sentido a cada historia; y tantas historias se han escrito por ti. Porque eres la musa, la reina de todas las cosas hermosas que se pueden hallar por aquí. ¿Quién no sucumbió a la pasión por tu causa? ¿O qué enamorado amante no derramó sendas lágrimas? Solo por oírte, por tener tu compañía. Porque junto a ti las noches no son tan frías.

 

 

He volado junto a ti. He llorado. He amado y he sido feliz. He soñado. Perdí tantas cosas que tú me ayudaste a recuperar. Escribí tantas historias que tú me contaste en la intimidad. Me hablas siempre que quieres. Ahí no existo yo. Solo importa escucharte, tiernamente o a viva voz.

El sonido del elegante violín, o del intimista saxofón que seduce. La arrogancia del trombón, o el piano que cambia lo amargo a dulce. El cello que embriaga con su fuerza, o la flauta que enternece con su delicadeza.  ¡Cómo no encontrarte hermosa, cómo no sentirte bella! Si aún en las palabras bailas cautelosa, y en los movimientos tu entrada celebras…

Solo quien te conoce tal vez pueda en verdad apreciarte, pero no hace falta conocerte del todo para que se pueda locamente amarte. Eres la luz de la oscuridad de los sueños. Pones fin a las tristezas o entonas el principio de algo etéreo. Da igual, yo te necesito. Quiero tenerte cerca. Así sabré que existo. Porque me acercas a todo cuando amo, y me apartas de todo cuanto temo.

 

  

¿Quién no recordó tiempos vividos con una sola nota, con solo un poco de ti? ¿Quién no revive  el pasado, o mantiene latente el olvido? Poesías y epopeyas, prosas y narraciones, las más bellas. Todas impregnadas de ti. Y las danzas, la alegría, todas las sonrisas, los besos y demás. Porque no es posible hastiarse de ti. Porque es imposible no querer más.

¿Cuál fue nuestra primera vez…? Seguramente, jamás podré saberlo. Porque tú, al igual que tu Creador, tienes un matiz eterno.

 

 

Lihem Ben Sayel,

 The Princess Of The Lord…