Inicio » REFLEXIONES » EL ARTE DE ESCUCHAR

EL ARTE DE ESCUCHAR

Siempre he admirado a quien sabe escuchar: hablo de esa hermosa acción que a ratos parece convertirse en un arte en peligro de extinción. Pero he comprobado que no… Que sigue habiendo personas con un corazón noble que se esfuerzan por escuchar el alma de los que les rodean. Y bravo por ellas. Porque para escuchar hay que acercarse, hay que fijarse, hay que querer permanecer quieto -para transmitir interés-. Hay que seguir el hilo, prestar atención y, en ocasiones, prestar el corazón.

Amira Akhtar

 

Anuncios

24 pensamientos en “EL ARTE DE ESCUCHAR

  1. Me encanto tu entrada Princesa 🙂
    Realmente, es bien cierto lo que dices. Algo que me estresa es cuando quiero decir una frase y va y me cortan porque se adelantan y asumen lo que voy a decir. Y la mayoría de las veces no tiene nada que ver :)! Hay países que tienen algo más pausado el arte de la conversación. Pero eso no quiere decir que te están escuchando 🙂 no, muchas veces solo esperan su oportunidad para hablar de ellos mismos. El arte de la conversación esta casi perdido, tenemos que recuperarlo, aunque nos cueste sudor y más sudor 🙂
    Es una forma maravillosa de conocerse y de mostrar que los demás nos son importantes. Yo nunca me he sentido mas relajada en conversaciones como cuando vivía en Haiti, porque por algun motivo muy noble las conversaciones se hacen tranquilas, se dan la mano mientras charlan, asi, sin mas, especialmente cuando va cayendo la tarde, o cuando al caer la tarde nos teníamos que encender un quinqué o una vela porque no habia electricidad. Inconscientemente la gente se hacía más educada en esos momentos, y yo la verdad he aprendido un montón escuchando, a veces eran conversaciones muy intensas y al tiempo relajadas, pero en la ciudad de mis amores que es Barcelona, no sé, creo que el estrés es una gran causa, el estrés, el ritmo de vida, el reloj, el movil… No se ahora, no estoy allí, pero creo que sigue igual, otras ciudades son aún peor en esto.
    Volvamos al origen, no? Un beso Amira!
    Uy como me enrollo…. seguro que no has pensado en pararme? Jajaja, Besos!

    Le gusta a 1 persona

    • Pues fíjate Carmen…. Que una de las cosas que menos puedo soportar en la vida es lo mismo que encabeza tu comentario: que me interrumpan cuando estoy en medio de una frase, sobre todo si ya “creen saber” lo que voy a decir (cuando en verdad no tienen nada que ver). La verdad es que me parece muy interesante lo que dices de la gente de Haití o de otros lugares. Sitios donde (precisamente por llevar un estilo de vida algo más pausado) se puede disfrutar de una buena conversación. Yo he tenido infinidad de malas experiencias jaja… Recuerdo que una vez quise hablarle a alguien cosas muy importantes de mi vida y… se adelantaba, me interrumpía, se notaba que tenía prisa, y a veces ni me miraba a los ojos 😦 Me quedé muy triste. Y desde ahí empecé a valorar mucho la interacción del oyente cuando estoy hablando. Me fijo mucho, no sé. Aunque también debo decir que he tenido maravillosas experiencias que recordaré para siempre…Pero como bien dices, hay que volver al origen 🙂 Y yo creo que sí que es posible! Un fuerte abrazo como siempre guapa!

      Me gusta

      • Eso de que no miren a los ojos…. es algo sospechoso 🙂 A mi me ha pasado también, me pone fatal, me pregunto en qué estará pensando… si me escucha o no. Pero ya ves, que al final uno siempre tendrá que escoger a sus interlocutores, para que la conversación sea algo fructífera. Si nos empeñamos en que nos escuchen los que no nos quieren escuchar nos quedaremos sin fuerzas, y tristes. Yo creo que mucho de ego hay en quienes no quieren escuchar o rompen continuamente una conversación. A la única persona que perdono es a mi madre, que a veces mientras hablo va diciendo “Si!”, “Exactamente”, “Ajá” por el teléfono, y esos monosílabos cortan lo que voy diciendo, en lugar de esperar mi frase. El teléfono como es llamada internacional empieza a hacer esos ruidos de ecos, así que tengo que retomar y volver con mi frase. Pero la perdono, es mi madre :)!
        La falta de empatía que hay generalmente hoy en día en muchos casos es la causa de que no hayan conversaciones amenas e interesantes sin que haya que interrumpir a cada momento o disimular que se está escuchando. Yo creo, Amira, que tú eres de las que nunca se cansaría de escuchar las historias de los viejos, así yo tampoco me cansaría, me siento como una cría oyendo aventuras de la Africa Austral 🙂

        Un fuerte abrazo querida princesa de wordpress!

        Le gusta a 1 persona

        • Gracias por compartir estas experiencias conmigo Carmen. Y “la has clavado” en esto: la falta de empatía. Esa falta de empatía surge de nuestro estilo de vida tan egoísta. Parece que nos cuesta cada vez más detenernos a pensar en el otro. Muchas gracias por tu elogio… Y es verdad. Me gusta escuchar. Me gusta que quien me escucha “se sienta” escuchado, que presto interés. Un fuerte abrazo querida… Tenemos mucho en común! 😀 Dios te bendiga siempre!

          Me gusta

          • Bueno, creo que aquí en wordpress tenemos una herramienta muy útil para poder expresarnos, escucharnos, alentarnos, y mantener una cierta hermandad por así decirlo basada en cariño, respeto y mucha empatía. Ojala sea muy fructífera que ya lo es 🙂
            Bendiciones para tí también, que tengas una semana especial por su bondad.

            Besos,
            Carmen

            Le gusta a 1 persona

    • Jajaja estoy leyendo tu comentario y vaya Carmen….. No es ninguna vergüenza ni nada parecido! Al contrario, hasta por breves segundos parecía como si estábamos charlando, y me encanta esa sensación! 😀 Te respondo este comentario primero para que sepas cuánto he disfrutado con tu comentario. Así que tranquila jaja Besos y abrazos querida Carmen!!!! Muaks….!

      Me gusta

        • Jajajjajajajaja me haces reír! Pero si me parece hermoso que podamos distender de estos temas!!!! Y mientras más, mejor! Porque descubrí que a veces el escritor puede “pecar” de “decirlo todo” en un post; sin embargo yo personalmente ahora estoy disfrutando más de escribir textos casi lacónicos o contundentes para que los lectores puedan poner su parte y desarrollar el tema 😀 Y eso tú lo logras al máximo Carmen! Así que bueno… Ahora tengo que ir al Gimnasio pero al salir respondo con propiedad a tu primer comentario, porque me he sentido identificada más de lo que te imaginas!!!!!!!!!! Jajajaja un abrazo fortísimo!! P.d.: y ninguna vergüenza eh? xD

          Me gusta

  2. Para conversar se deben dar dos casos, 1º que uno sepa hablar y el otro escuchar. 2º que el uno sepa lo que dice y el otro lo entienda. Cosa difícil en ambos casos hoy día, por que no hay tiempo, nuestra vida esta sumida en un caos cultural, no hay tiempo de leer, de conversar y muchos menos de algo tan bonito como saber escuchar. Las nuevas tecnologías no han sumido en un absurdo circulo, donde no somos nadie sin un aparato que nos diga como, donde y cuando. Bonita reflexión y una conversación amena. Un abrazo a ambas. 🙂

    Le gusta a 1 persona

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s