CONFESIONES :o, PERSONAL, VIVENCIAS, VIVENCIAS DE UNA ESCRITORA

COSAS PERSONALES (MAYO 2013)

Hace mucho que no paso por aquí. Este, de todos los rincones, sigue siendo mi preferido; pero aún los rincones preferidos deben esperar a ser visitados. Podría decir que no hay nada nuevo, que sigo haciendo lo de siempre, pero la verdad es que cada día es diferente y especial. Cada cosa que hago, aunque sea lo mismo, encierra cada vez una gratificante experiencia, como por ejemplo:

– Haber predicado un domingo (por segunda vez) mientras mi esposo dirigía el culto.

– Ser maestra de una escuela llena de alumnos comprometidos y maravillosos

– Haber sacado en menos de cuatro horas una coreografía para el Día de Canarias

– Tener un Grupo de Amistad precioso, al cual se siguen añadiendo amigas.

– Gozar de la gran bendición que es mi trabajo.

– Ser tan feliz en mi matrimonio. Estar él y yo tan enamorados.

– Poder leer un libro fascinante en un sólo día.

– Compartir con unas lindas mujeres una tarde de tartas y té.

– Aprender a hacer ceviche al fin! 🙂

– Recibir el gran regalo de poder asistir a un retiro de matrimonios, un fin de semana en un hotel.

Lo único que me tiene un poco triste es el hecho de que me olvidado de mi novela. He tenido un par de días libres, pero no soy capaz de retomarla. Sé que no debe quedarse todo así, sé que debo decidirme, sentarme frente al ordenador y continuar la historia. Pero no sé por qué no lo hago. Bueno, tampoco estoy excesivamente preocupada porque entiendo que estas cosas llevan su tiempo, y que a veces es difícil de compaginar la escritura con mis demás tareas.

Pero, en verdad, si soy sincera, estoy en una gran etapa. Ni siquiera cosas que podrían haberme afectado lo han hecho. Siempre hablamos de la importancia de permanecer en una comunión activa con Dios, pero hasta que no lo VIVIMOS CADA DÍA no sabemos lo que nos estamos perdiendo. Cuando no vivimos en esa comunión, nos aferramos a otras cosas, porque esas cosas (sea lo que sea) nos dan seguridad y estabilidad, identidad. Sin embargo, cuando eres amigo de Dios, cuando estás con Él, cuando pasas tiempo en su presencia, cuando te llenas de Él, esa relación se convierte en tu seguridad.

Y no hay nada que temer.

Pues, les debía esto, porque veía que pasaban por aquí y la verdad me entristecía no haber estado actualizando más el Blog. Por eso les regalo algo personal. Un fuerte abrazo a todos los que leen, amigos y amigas.

Siempre vuestra,

Lihem ben Sayel.

ARTÍCULOS, TESTIMONIOS

CUANDO LA CIENCIA DICE “NO”… DIOS DICE “SÍ”

"CUANDO LA CIENCIA DICE NO... DIOS DICE SI"
(Testimonio anónimo en primera persona)
Tema:
Intervenciones milagrosas de Dios
 

“Después de varios años de feliz matrimonio y cuando mi reloj biológico me pedía el ser madre, decidimos con mi esposo que era el momento de dejar de ser una pareja, para emprender un nuevo camino como familia.  Pero las cosas no salieron según lo planeado; los meses pasaban, y con ellos venia la desilusión y la preocupación al no concebir vida en mi, por ello, buscamos ayuda médica.”    

“Al cabo del tiempo, los diferentes estudios a los que me ví sometida, dieron un diagnóstico: una trompa totalmente obstruída y la otra semi, razón por la cual era imposible que me quedase embarazada de forma natural. Los médicos programaron una operación para desobstruir las trompas, asegurándome que con esto no se solucionaría el problema, ya que también sería necesario someterme a un tratamiento de fertilidad. Así pues,  con fecha para la inminente operación, realicé el duro proceso de pruebas pre-operatorias.”

“La última prueba era una ecografía; y en plena prueba, la ginecóloga que me atendía me pidió que regresase en una semana, ya que no estaba segura, pero veía un pequeño “apéndice” (vaya manera de llamar a un bebe, ¿No crees?)… Calificativos aparte, a la semana siguiente regresé para que me repitieran la prueba, y después de varias verificaciones resultó que el pequeño “apéndice” era mi pequeña princesa creciendo dentro de mí.”

“Dios obró milagrosamente y donde la ciencia decía que no, El dijo SI. El médico no se explicaba cómo pude quedar embarazada en mis circunstancias, pero yo sé que para Dios no hay nada imposible. Él me sano completamente y al poco tiempo de disfrutar de la maravilla de ser madre, volví a quedar embarazada por segunda vez.”

“Dios siempre nos da más de lo que podemos imaginar.  ¡El es capaz de crear vida en la misma infertilidad!”

 

“Yo soy el Señor, Dios de toda la humanidad.

¿Hay algo imposible para mí?”

Jeremías 32:27

 

Lihem Ben Sayel,
The Princess Of The Lord…