ACTUALIDAD

CON EL CORAZÓN ROTO.

No puedo callarme, ni puedo permanecer indiferente ante lo que está ocurriendo ahora mismo en París. Al enterarme de las primeras explosiones y muertes, elevé oraciones desde lo profundo de mi corazón por las personas encerradas en la sala de conciertos, pues tenía la esperanza de que por lo menos ellos pudieran salir con vida; sin embargo, ahora las noticias informan que -después del asalto policial- hay un centenar de muertos allí… Y mi corazón se rompe en mil pedazos. ¡Cuánto horror y cuánto dolor! Es frustrante ver cómo estas cosas ocurren. Yo no tengo palabras… Ni quiero escribir más. Simplemente quería manifestar mi dolor ante estos terribles sucesos.

Sencillamente, esto es repugnante.

LbS.

IMG_1196