REFLEXIONES

EL DILEMA DEL TIEMPO

De todo aquello que podemos dar a los demás, el tiempo me sigue pareciendo una de las cosas más trascendentales. A veces nos escudamos en nuestra “falta de tiempo”, sin darnos cuenta de que lamentablemente así dejamos ir las relaciones que merecerían la pena cultivar. Hay algo que me entristece mucho, y es cuando personas me dicen: “No te llamé (etc…) porque sé que estás siempre muy ocupada”. Me hace pensar y reflexionar: ¿le doy la impresión a la gente que me rodea de que “siempre” estoy tan ocupada que no puedo dedicarles un poco de “mi tiempo”? Entonces algo falla… No quiero ser de esas personas, personas que, aunque tienen mucho para dar, se encierran en sus “propios universos” y se aíslan de los demás.  Quiero aprender a dar de mi tiempo. Quizás algún día haya gente que sólo me recuerde por “ese momento” que les dediqué.

-Lihem ben Sayel

cdb52d5f038175f40d76f150f2acf3e2