PROSA, REFLEXIONES

MINUTOS

NV55X42.JPG_452279488Tras el día a día el corazón se desgasta. La vida pasa, cual tren de vapor que nos anuncia que se acaba el tiempo para subirnos a las oportunidades que se nos ofrecen en esta existencia. Pero en mitad del camino, también se detienen los minutos. Entre asunto y asunto, casi súbitamente, a veces se crea el momento perfecto para escapar de nuestras agónicas interrogantes. Y quién sabe, puede ser que allí, sentados en un rincón con la mirada perdida, mitiguemos la angustia, y encontremos el sosiego que tanto necesitamos.
Amira Akhtar