Inicio » REFLEXIONES » Dios nos llama a la insistencia.

Dios nos llama a la insistencia.

19758149_10154671918423062_154752962_n

[…y al encontrar una perla de gran valor, fue y vendió todo lo que tenía y la compró.]


Estamos llegando al final de esta serie. Y, como muchas veces ocurre, lo complicado no suele ser comenzar algo, sino mantenernos en ello.

Una amiga mía me dijo la semana pasada que Dios es quien nos visita, pero somos nosotros quienes debemos habitar en su presencia. ¡Nunca al revés! Guardaré esta verdad para siempre en mi corazón.

Bien. Hay un llamamiento. Y, cómo no, el excelso y supremo liderazgo de Dios nos ofrece también un premio. Y créanme, no es cualquier premio. No se obtiene mediante obras, ni por nuestros logros ministeriales (por lo muy visibles que seamos, o talentos, o dones, etc…). No. Este premio sólo se obtiene mediante la fe apasionada, el quebrantamiento continuo, un espíritu contrito y humillado. Y la insistencia.

Dios nos llama a la insistencia. Lo vemos por todas partes en las Escrituras.

Por ejemplo, en la parábola de la viuda y del juez injusto en Lucas 8:1 :

Cierto día, Jesús les contó una historia a sus discípulos para mostrarles que siempre debían orar y nunca darse por vencidos. (NTV)
Jesús les contó a sus discípulos una parábola para mostrarles que debían orar siempre, sin desanimarse. (NVI)
¡Atención aquí! Jesús relacionó el “orar siempre” con nuestro estado de ánimo. Una de las cosas que más nos estorban de mantenernos habitando en la presencia de Dios, son nuestras emociones. Si estamos tristes, o desanimados porque no vemos lo que queremos, solemos tirar la toalla y dejar de orar… (Recuerda que cuando me refiero a “orar”, no sólo me refiero a realizar peticiones específicas; de hecho, eso es lo último en la lista. Me refiero al simple hecho de “estar con Jesús”, de buscarle, de adorarle, de estar hambrientos de su presencia, de querer conocerle, etc…)

También lo vemos en Gálatas 6:9 :
Así que no nos cansemos de hacer el bien. A su debido tiempo, cosecharemos numerosas bendiciones si no nos damos por vencidos. (NTV)
Normalmente relacionamos este versículo con buenas obras, servicio, etc… Y está bien. Pero no creo que podemos limitar la palabra de Dios sólo a lo que nos parece. ¿Qué bien más glorioso existe que anhelar con fervor estar en su presencia, con el ánimo de conocerle más, impregnarnos de Él, para ser más como Él? No podemos impactar a nadie si no somos más como Jesús. Y para ser como Él, debemos estar con Él e impregnarnos de su presencia.

La Real Academia Española define “permanecer” de esta manera:

1. intr. Mantenerse sin mutación en un mismo lugar, estado o calidad.

  • En un mismo lugar: en su presencia.
  • En un mismo estado: buscando, buscando, buscando.
  • En una misma calidad: con TODO nuestro corazón.

Sin motivo de discusión, Dios quiere que permanezcamos con Él y en Él. No tengamos duda alguna de que, si permanecemos, si habitamos, si nos quedamos, Él nos visitará, y le podremos conocer más profunda e íntimamente. ¡No desmayemos! ¡No nos cansemos de buscar! ¡No dejemos de tocar (e incluso aporrear) las puertas del cielo con insistencia! Porque el que pide, recibe. El que busca, halla. Al que llama, se le abrirá. (Mateo 7:8)

Filipenses 3:12… No es que ya lo haya conseguido todo, o que ya sea perfecto. Sin embargo, sigo adelante esperando alcanzar aquello para lo cual Cristo Jesús me alcanzó a mí.

Jesús nos alcanzó para que tuviésemos libre acceso a su presencia. El pecado nos había apartado. Habíamos sido destituidos de su gloria. Pero Él nos restituyó a ella con su muerte, rasgando el velo que nos separaba del Padre.

Filipenses 3:14… sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús. (NVI)

Sigamos avanzando en nuestra búsqueda de Dios, sin desmayar, sin desanimarnos, sin darnos por vencidos. Porque, finalmente, obtendremos ese galardón: volver a los tiempos de Adán…

Oremos: “Señor, heme aquí. Anhelo volver a los tiempos de Adán. Caminar contigo. Conocerte más. Rindo mis emociones a ti, para que nada me impida seguir buscándote con la insistencia que Tú mereces.”

Canción:

No olvides darme tu opinión, así intercambiaremos impresiones y experiencias. Puedes escribirme también , si lo deseas, a mi email:

amira.lihembensayel@gmail.com

(Perdónenme que no conteste rápido,  con el bebé es un poco complicado. Pero siempre leo vuestros comentarios, que me edifican enormemente.)

Dios te bendiga.

 

—Lihem Ben Sayel.

180e1808542380f64627023a6752599f0c0dc266

Anuncios

4 pensamientos en “Dios nos llama a la insistencia.

  1. Que hermoso, siempre tan asertivo!!! Rendirlo todo por estar en tú presencia mi Dios, es mi meta diaria, ps no hay otro lugar donde yo quiera estar, más que en tu presencia, vivir impregnada de ti Jesús y poder ser tu reflejo, vivir por tí y para tí!!!
    Gracias amiga, por ser instrumento de Dios para avivar este fuego 🔥 en mi corazón ♥ Dios te bendiga siempre 😘

    Le gusta a 1 persona

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s