Inicio » CONFESIONES :o » Cosas personales, Enero 2017 (Parte I)

Cosas personales, Enero 2017 (Parte I)

Mi esposo y yo estábamos en una cafetería, tomando algo rápido, rumbo a esas compras de último minuto que acompañan a la venida de un bebé. [Se supone que ahora tengo una especie de “síndrome de anidamiento”, así que en mi mente no cabe otra cosa que aprovisionarme de todo lo necesario, y de que todo esté listo.]

Y allí, después de haber realizado el pedido a la camarera, mi mirada se perdió, dando lugar a un pensamiento, que luego compartí en voz alta a mi esposo: «¡Es increíble cómo una persona puede cambiar tan radicalmente de un año a otro!» En verdad, este pensamiento puede resultar cliché. Pero me estaba refiriendo a mí misma. O sea, lo digo con sumo conocimiento de causa.

[Me he detenido en este párrafo durante unos minutos porque, sinceramente, no sabía qué más enlazar a este pensamiento; pero a la vez me parece un pensamiento excesivamente retórico e introspectivo como para dejarlo allí. Ah, también estaba mirando lo largas y bonitas que tengo las uñas. Benditas hormonas.]

Este año, como ya dije en el post anterior, me he centrado en derrotar mi temor a la vulnerabilidad y a la exposición emocional en mis relaciones. Por ejemplo, muchas veces quería decirle a alguna persona que la quería, o lo importante que era para mí, pero casi de inmediato me venía un pensamiento como: “esa persona está ocupada; leerá tu mensaje pero el sentimiento no es recíproco. Darás la sensación de estar buscando refugio, te mostrarás débil si lo haces, etc…”

Vaya, sé que no soy a la única a quien le pasa. Por eso lo escribo por aquí con total tranquilidad 🙂 .  [Recuerden que estoy en fase experimental de romper mi temor a la vulnerabilidad y a la exposición emocional.]

¿Que cómo me siento después de hacerlo? ¡Pues libre! Y también madura emocionalmente. No sé si esto tiene que ver con la maternidad, o si simplemente coincidió así. Pero lo que sí sé es que al final del año, me habré transformado en alguien que tendrá -menos- miedo a abrir su corazón y fomentar relaciones profundas con otras personas.

Ojo, sigo siendo bastante concienzuda a la hora de elegir amistades íntimas. Esa lección ya la aprendí hace tiempo, y créanme que me ha ahorrado muchísimos dolores de cabeza no ir contando mi vida privada por ahí, a menos de que tenga esa certeza interior de que la persona que me escucha es íntegra, madura y leal. Sin estos requisitos, aunque necesite hablar desesperadamente, elegiré callarme.

Técnicamente, ahora me esfuerzo en dejar fluir mis sentimientos positivos hacia los demás sin temor a sentirme vulnerable al hacerlo. Envío mensajes a mis amigas diciéndoles que las quiero o que pienso en ellas, envío mensajes a mis padres, hermanos (hola Tito, he aquí tu mensaje jaja). Y cuando se trata de relaciones que están tensas o raras, me obligo a intentar ser humilde y dar el paso de acercamiento, aunque luego la otra persona no reaccione con mi mismo buen espíritu.

Esto también lo estoy aprendiendo: no apagar mi luz interior, mi esencia, a pesar de las malas o extrañas actitudes de los otros. Yo debo sobreponerme a los altibajos emocionales de los demás, e intentar permanecer por encima de ello. Los inestables son ellos, no yo… 😉

Bueno, esta es la típica entrada voy-a-escribir-algo-porque-no-sé-si-tendré-tiempo-cuando-dé-a-luz jaja, así que, perdonen la retahíla, pero esto es un blog de memorias… 🙂

p.d.: junto con el “síndrome de anidamiento” me ha sobrevenido un apremiante deseo de volver a escribir un relato corto o novela. Talvez eso se llame el síndrome de haz-todo-lo-que-puedas-antes-de-desaparecer-por-un-largo-tiempo… xD

Lihem, de 37 semanas.

EXTRAS:

⇒Nueva entrada en mi blog “Diario de Lihem” : Un poco de todo.

Cosas que deseo hacer después de dar a luz. (Se sobreentiende que son cosas que NO he podido hacer durante el embarazo…)

  • ¡¡¡¡¡¡¡¡Dormir boca abajo!!!!!!!!!
  • Tomar café. El de verdad.
  • Ir al spa… (por favor, ¡¡¡¡¡díganme que podré!!!!!)
  • Hacer sesiones de abdominales todos los días jaja… no me acostumbro a verme el vientre tan… ¿grande y redondo? Aunque AMO mi barriguita 🙂 ❤
  • Moverme en todas las direcciones.

Ahora sí, au-revoir… 🙂

Anuncios

4 pensamientos en “Cosas personales, Enero 2017 (Parte I)

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s