Inicio » CONFESIONES :o » Dulce diciembre.

Dulce diciembre.

No tenía previsto escribir este post. Y tampoco es que tenga nada nuevo para contar. Pero,aaeaaqaaaaaaaas4aaaajdgzztk5mjy0ltiwytetndk0zc05zdi5lwm5zdzkzgy3ota5yg como a muchísimas personas alrededor del planeta, este mes me produce emociones muy profundas, especiales. Trae recuerdos a mi memoria. Añoranza. Este año, diciembre será más hermoso de lo normal, porque es el primero que pasaré junto a mi bebé. Claro, él aún está a gusto en su pequeño nido acuoso, pero él ya está aquí, con nosotros. Diciembre también es un mes peligroso, porque… ¡tantas galletitas y tantas cosas ricas, y yo cuidándome! Eso es, quizás, lo único injusto de este mes.
Por lo demás, disfrutaré cada día del mejor año de mi vida, hasta ahora. Estaré pendiente. Atenta. Sé que Dios me seguirá sorprendiendo. Fíjate, que hasta echaré de menos este año. Me ha marcado mucho. Pero, como dijo cierto amigo bíblico: «me extiendo hacia lo que está adelante».
6943446-tea-sweets-drink-pastry-ribbonEn el anterior post, ya les confesé que ahora sí que me noto más sensible. Vaya, no me quejo. Prefiero estar sensible, antes que irascible. La próxima semana iré a ver (al fin) el Ballet ruso. Invitación de mano de una gran amiga. Cómo decir que no.
Y, para terminar, hoy estuve reflexionando un poco acerca del comportamiento de los seres humanos y de lo cambiantes que somos. Cómo puede cambiar algo de un día para otro. Es por eso que uno debe amar, desprenderse, dar, ser generoso, ser íntegro y honesto… No importa cómo te hayan tratado los demás. No importa si nos han rechazado, si nos han apartado o nos han hecho daño. Los de buen corazón, no deben cambiar porque otros hayan fallado. Si no, ¿dónde terminaremos? El amor cubre multitud de faltas. El bien vence al mal, de una u otra forma. Muchas veces, por los desplantes de la gente, he sido tentada a retraerme y a vivir sólo mi vida. Pero ese no es el camino. No es lo que Jesús me enseña. Él lo dio todo.
Discúlpenme si a partir de ahora escribo más entradas de lo que usualmente suelo escribir, pero, ya me entienden, necesitaré expresarme un poco más este mes. Descargar emociones. Compartir sensaciones.
Gracias a todos por vuestros comentarios, por vuestro cariño, y por todos los buenos deseos para mí y el pequeñín que tantas ganas tengo de sostener en mis brazos.
—Lihem Ben Sayel…

 

Anuncios

12 pensamientos en “Dulce diciembre.

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s