Inicio » CONFESIONES :o » [CON AMOR, PARA V.E.C.]

[CON AMOR, PARA V.E.C.]

Querida V.E.C.:

Hoy estuve escuchando ópera todo el día. Me gustaría dedicarte una de las canciones más hermosas -y melancólicas- de la historia de la música: Caruso. ¡Qué historia tan triste! Pero a la vez es tan bella y tan sensible, que es imposible escucharla sin sentir que tu corazón se derrite.

Amo el invierno. Intenté escoger una imagen para este post que mostrara el esplendor del invierno. Pero hay tantas, que simplemente tuve que tomar una decisión rápida, o de lo contrario, no publicaría esto hoy para ti.

Sí, definitivamente amo el invierno. ¡Y eso que nunca he vivido un invierno de verdad! Ni siquiera conozco la nieve… ¿No es patético acaso, amar algo que desconoces en esencia? No comprendo por qué muchas personas relacionan al invierno con algo negativo, oscuro, o incluso cruel. Hasta en poesía se usa al invierno como sinónimo de tristeza o de vacío.

No para mí.

Para mí, el invierno es resaltar la luz más allá de lo imaginable. Es pureza, es silencio. Es paz. Para mí, el invierno, es un lugar donde se puede estar. Y es posible que no encuentres a muchas personas allí, lo cual me hace pensar que talvez sea precisamente ese el motivo por el cual me gusta tanto: el invierno no posee muchos adeptos.

No creas que te escribo esto únicamente para hablarte de ópera, o de mi estación favorita del año. Pero lo uso como introducción, porque sabes que hace mucho estaba deseando escribirte esto. Lo bueno para ti, es que te guste leer, y que sabes leerme entre líneas. Por eso no me avergüenzo de divagar: tienes el don de interpretar las más extrañas divagaciones de mi mente. Eso, me gusta. Rectifico: eso, lo aplaudo.

A veces, me he imaginado que sosteníamos una de nuestras conversaciones hasta altas horas de la noche, hablando acerca de todo. De las dos, tú eres la que más habla. Y ¡menos mal! Porque entonces nuestras reuniones parecerían más una sala de meditación, que una reunión entre dos amigas. Como siempre, yo prefiero escuchar…

En los dos últimos años han ocurrido cosas en mi vida que […] me han traído de cabeza. Como nunca, he tenido que hacer uso de mi fe para enfrentar batallas difíciles. Pero una vez me dijiste -y no hace mucho tiempo- que lo importante es no “quedarse allí”. Lo entendí enseguida. No debía quedarme en el dolor, porque sino, sería como esas almas que vagan perdidas en el mundo, siempre pensando en el pasado, en lo tristes, vulnerables, y desgraciadas que son. Vaya, por favor… ¡yo no pretendo ser de esas! Me gusta estar guapa, hablar bien, sonreír, y caminar con elegancia. ¿Puede ser bella una persona permanentemente triste? ¡No arriesgaré mi actual status! [Te estás riendo, ¿verdad? Como ves, sigo con mis bromas egocéntricas. Haram, pero ¡sólo son bromas! En el fondo, soy tan tímida como el patito feo.] 

Tú me conoces, bueno, bastante bien, digamos.

Mi personalidad [un tanto… “diferente”] no evoca normalmente las cualidades que se supone que una persona “como yo” debe tener. ¡Siempre he detestado la falta de originalidad! Tú y yo somos creativas, agresivas con lo que creemos, y no soportamos los moldes. Creo que por eso nos caemos tan bien.

Nos importa poco -o nada- el convencionalismo, la futilidad de la vida, la pose. Si hay que decir algo, se dice. [Siempre en su momento adecuado, claro. Que no se diga de nosotras que somos necias o insensatas, carentes de educación.] Si hay que sentir algo, se siente. Si hay que arrepentirse, una se arrepiente. ¡Qué se le va a hacer! ¡No somos perfectas! Aunque, eso tú lo llevas mejor que yo… A mí me cuesta no sentir las cosas bajo control. Siempre tan acomedida. Siempre tan reservada.

Admiro tu espontaneidad. Y además, no tienes problemas para intimar.  Yo aún no llego allí, y no sé exactamente por qué. Pero no lloro por eso, tampoco te creas… Intimo con la poesía, con la música y con la buena literatura. Supongo que en el mundo hay gente como tú, y luego… hay gente como yo. Es la vida, simplemente eso.

De vez en cuando surge una buena conversación. [Con “de vez en cuando” quiero decir: realmente “de vez en cuando”]. Y cambiando de tema, ahora me acabo de dar cuenta de que estoy teniendo problemas con algunas puntuaciones. Las revisaré luego.

Estoy leyendo a Salinger. Espero que no me decepcione. De momento, lo llevo bien. No me he sentido extasiada con alguna frase apoteósica, pero, le daré la oportunidad de que me hable de sea lo que sea que quiera hablarme. Voy por el quinto capítulo y aún no memorizo el nombre del protagonista. Supongo que he estado un poco despistada estos días. Ya sabes, “todo aquello” me abstrae. Ayer, sin más, escribí 7 entradas en este blog, simplemente porque sí. Necesitaba hablar, y por eso, escribí.

Te echo de menos. Pero seguro que no tanto como tú a mí, [risas…]. Sigo siendo una chulita indomable en algunos aspectos. Y, en el fondo, espero que eso no cambie. Forma parte de mí, ¿no crees? Al igual que tú siempre serás tú, a pesar de la distancia, y de los años. Tú conoces -o, mejor dicho, te he dejado conocer- mi corazón. ¿Por qué fingir que soy quien no soy?

Seguiré escribiéndote. Tendrás que estar pendiente…

Siempre tuya,

LbS…

cristmas-tree-543

“…un uomo abbraccia una ragazza
dopo che aveva pianto;
poi si schiarisce la voce,
e ricomincia il canto…”

[CARUSO]

Anuncios

17 pensamientos en “[CON AMOR, PARA V.E.C.]

  1. wow este tipo de textos me conmueven, me vuelven a la idea que aún somos más los sensibles, los que dedican cartas, textos y regalamos emociones, que aún somos aquellos que agradecemos con el corazón y que luchamos con fe por lo que queremos

    Me gusta

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s