Inicio » CONFESIONES :o » SENSIBILIDAD Y TERNURA

SENSIBILIDAD Y TERNURA

Para esta entrada escogí “Tu sei”, porque creo que pase lo que pase, jamás debes permitir que las malas experiencias manchen la pureza de tu ser. Vuelve siempre a la raíz, al origen, al principio de todo. Nunca pierdas la inocencia…. 🙂
Cuando miramos hacia atrás, hay muchas facetas en las que podemos reconocernos, sobre todo en la infancia. Y yo me recuerdo a mí misma como una niña alegre y tierna, muy tierna. No, nunca me gustó el rosa, y tampoco amaba los vestidos. Eso sí, escribía, leía e imaginaba todo el tiempo. Mi corazón era tierno y soñador. Puro e inocente. Claro… hasta que ocurren cosas que van tiñendo ese blanco impoluto con sendas manchas que te introducen dramáticamente en una realidad de la que no puedes huir. A los quince años -y a raíz de todas esas secuencias de sucesos- decidí ser *fuerte. Mis amigos en seguida notaron el cambio, pero en mi corazón no habría marcha atrás. Si había que vivir esta realidad, al menos evitaría a toda costa que me destrozara el corazón. Mi corazón se fue helando poco a poco, y cada vez más me costaba expresar mis emociones en público, sobre todo las que yo consideraba “emociones débiles”: llorar, abrazar, dejarme abrazar, palabras de comprensión, etc… Obviamente esto me hizo daño, porque alteró el proceso natural de mis emociones, sobre todo en relación con las personas que tenía cerca de mí. Llegué a creer que la gente prefiere a las personas que no se muestran tan vulnerables. Y pensé que así podría dar signos de “madurez emocional”, y cierto halo de independencia. Me volqué en mí misma, y olvidé cómo era hacer feliz a los demás.
Hasta que con la ayuda de Dios, se rompió esa jaula de cristal. Y poco a poco pude volver a conectar con mis emociones.
En pocos meses cumpliré treinta años, y si me dijesen que ahora mismo podría volver diez años atrás mi vida, no aceptaría esa oferta. Porque ahora, con veintinueve años soy mucho más feliz que hace diez años. Como siempre digo, todo lo que ha pasado en mi vida todo este tiempo, me ha traído a ser quien soy ahora: un ser humano más pleno, una mujer más segura, una persona cada día más capaz de expresar sus emociones más delicadas y profundas sin sentirse menos por ello. Aún estoy en el proceso, porque mi forma de ser introvertida y tímida quizás no es algo que me favorezca en este sentido. Pero desperté y resucité a mi ternura y a mi sensibilidad. Y ese es, quizás, el mayor logro de toda mi existencia hasta hoy. Por eso muchas veces, cuando tengo frente a mí a una persona áspera, distante, estática,  cáustica, reprimida o algo por  el estilo, siempre me pregunto qué fue lo que pasó en su caminar en la vida para convertirla en una persona así, y trato de verla no como el adulto corrosivo o emocionalmente bloqueado, sino como el niño o la niña inocente y pura que alguna vez fue, hasta que algo o alguien, persona o circunstancia, manchó su ser.
¿Puede cohabitar la fragilidad de una flor silvestre con los espinos de la vida? ¿Es sensato, incluso, exponernos a la ira o al desasosiego de los que aún no han encontrado su paz, y procuran violentar la nuestra? No lo sé… Sólo sé que, en todo caso, prefiero morir día a día como una persona noble, que vivir día a día como un ser insensible. Esta ha sido mi decisión desde hace bastante tiempo, y aunque ya he experimentado la fragilidad de la nobleza y la ternura, también he experimentado su fortaleza, porque he aprendido que los más “fuertes” no son aquellos que deciden no sentir para no ser dañados, sino los que, a pesar de los daños recibidos, deciden seguir adelante con sus sentimientos nobles.  Mi corazón se siente en paz. ¿Y acaso no es eso lo que todos buscamos…?
“Yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta…”
-Apóstol Pablo; carta a los filipenses.
Con cariño y desde mi corazón,
Amira Akhtar.
*fuerte: mi concepto de “fuerte” era más bien anular mis emociones a tal punto de que nada me inmutase, y si llegara al punto de inmutarme, al menos lograr que nadie lo note.
Anuncios

14 pensamientos en “SENSIBILIDAD Y TERNURA

  1. Es increíble cómo puede un corazón, a pesar de las tormentas, seguir con su esencia. Todavía hoy me rebelo ante la falta de cariño, la ausencia de expresión de emociones, el ser como una roca. Todavía hoy me sorprendo a mi misma, defendiendo esa espontaneidad del abrazo, del beso, de la risa, que nos muestra esa parte casi infantil, porque es verdad que la vida cambia ciertos corazones, los cuales aún sintiendo la impulsividad de mostrarse tiernos, se reprimen a si mismos tras un segundo o una milésima de segundo, quién sabe. Y me rebelo ante esto, porque se que conmigo no hay lugar para la invulnerabilidad. Pero sí que me he hecho fuerte también, aunque nunca cambiaré, seguiré así, porque si las cosas que me han ocurrido no me han cambiado en cuanto a expresar mi vulnerabilidad (en fin yo no lo llamaría así), entonces nada más podrá, creo. Hoy por hoy me siento muy bien con esa parte que sigue ahí: dulzura y ternura. Comprensión también, como dices, por esas personas que actúan con frialdad o falta de sentimientos y vemos ese niño que por alguna razón hoy ya no es como era en su corazón. Sigo abriendo ese corazón, y aunque sangre, lucho por dejar que abran sus puertas los demás. No se bien por qué, pero lo hago. Besos!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Hermosa Alma eres. ¿Sabes? En mi infancia me preguntaba tantas veces si lo que yo sentía sólo estaba en mi corazón, si no había nadie más en el mundo que sintiera algo parecido…fui una niña “extraña”, pero tan sólo porque en el ambiente en el que me crié, que por entonces era el único que yo conocía, simplemente sentían diferente, cada cual por sus circunstancias de vida. Me creó sufrimiento, sí, pero con el tiempo comprendí el gran sentido de mi experiencia. Tenía que luchar contra viento y marea para abrir mi corazón, y lo cierto es que di con los mejores maestros, porque de habérmelo puesto más fácil, probablemente no lo hubiera conseguido. Al final, todo cuadra de una manera extrañamente hermosa. Desde nuestra propia experiencia tenemos capacidades para animar a los demás a que también abran sus corazones a la vida y al Amor, ya que no son teorías leídas o escuchadas, son aprendizajes reales. Es maravilloso! Gracias a lo aprendido la realidad se transforma, y nuestra experiencia puede servir para empatizar, comprender, y echar una mano si se da el caso. Doy gracias al Cielo por todo ello. Me encantó, preciosa Nejath. Que tu hermoso corazón siga latiendo así de bonito. Un abrazo que te haga llegar el inmenso cariño que ahora siento.

    Le gusta a 1 persona

    • “Tenía que luchar contra viento y marea para abrir mi corazón, y lo cierto es que di con los mejores maestros, porque de habérmelo puesto más fácil, probablemente no lo hubiera conseguido.”

      Silvia, los que sabemos, sabemos… Es, como bien dices, difícil de comprender si no lo has vivido, si no sabes lo que se siente ese “luchar contra viento y marea”. Yo creo que personas como tú y yo hemos hecho ese inmenso esfuerzo por no convertirnos en lo que las malas experiencias y el dolor querían que fuésemos. Yo creo que tanto en mi caso como en el tuyo ha valido la pena… Imagina cómo serían nuestras vidas si nos hubiésemos amoldado a la imagen de esos “dragones” como les llamo yo. Gracias por tu comprensión, porque he sentido esa conexión mutua en nuestras experiencias… 😉
      He sentido ese abrazo muy lindo, y te envío otro de vuelta querida mía.

      Le gusta a 1 persona

      • Muchas veces he pensado en como sería mi vida…ufff…quita, quita! Jajaja! Viviendo con el corazón, nada malo puede pasarnos! Es magia 😉 Gracias a ti, precioso ser, transmites mucho, y me encantan esos momentos de conexión. Es como una prueba más de que lo estamos haciendo bien, de que el camino elegido es el correcto, y de que supimos utilizar las herramientas que dentro teníamos y no sabíamos, las que nos ayudan en éste viaje. Besos tesoro!!!

        Le gusta a 1 persona

  3. No, nunca me gustó el rosa, y tampoco amaba los vestidos. Eso sí, escribía, leía e imaginaba todo el tiempo. Mi corazón era tierno y soñador. Puro e inocente. Claro… hasta que ocurren cosas que van tiñendo ese blanco impoluto con sendas manchas que te introducen dramáticamente en una realidad de la que no puedes huir.
    Tampoco de niña me gustaba el rosa, y en ciertos casos, sentía que no encajaba. Siempre fui de imaginar cosas y constantemente me decían que yo parecía vivir en otro mundo. Y donde encajaba siempre fue, en un papel y más si me acompañaba un lápiz. No me gustaban los vestidos, eso es categórico. Y hasta ahora, mi princesa favorita sigue siendo Mulán…! jeje….
    Esta ha sido mi decisión desde hace bastante tiempo, y aunque ya he experimentado la fragilidad de la nobleza y la ternura, también he experimentado su fortaleza, porque he aprendido que los más “fuertes” no son aquellos que deciden no sentir para no ser dañados, sino los que, a pesar de los daños recibidos, deciden seguir adelante con sus sentimientos nobles. Mi corazón se siente en paz. ¿Y acaso no es eso lo que todos buscamos…?
    Esto es la segunda parte que me encantó! Porque yo también decidí ser así! ´No cambies tu naturaleza si alguien te hace daño, solo toma precauciones´
    Y creo que esa es la postura que he tomado. Siempre me dicen que debo ser más reservada y cautelosa en cuanto a mis sentimientos, pero si hago esto, siento que estaré restringiendo a mi alma y a mi ser de mostrarse tal cual.
    Me encantaría que leas dos entradas de mi Blog, para que nos vayamos conociendo, sería un honor que leas ´Antología de Cuna´ y ´Cofre de VIvencias´ de la segunda, he rescatado tres frases ´Tuve suficientes motivos tristes que me enseñaron a ser feliz´, ´Sensibilidad no es sinónimo de debilidad´ y ´He descubierto que tenía el alma rota en tantas partes que en los huecos encontré el suficiente valor para volver a armarlas´
    Me siento tan feliz de encontrar alguien que exprese tantos sentimientos que también las siento dentro.
    Encantada de conocerte a través de las palabras querida!!!

    Le gusta a 1 persona

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s