Inicio » NI IDEA » LA QUINTA PÁGINA.

LA QUINTA PÁGINA.

Itc2dkkCon toda la frustración que llevaba encima, se sentó y decidió escribir la carta. Nerviosamente tomó su cuaderno de notas negro y ensayó -de forma escueta- qué frase le dedicaría después de ver lo que había visto.
Presionó el bolígrafo más de lo normal. Agujereó la página. Se llenó de rabia y, tras un bramido feroz, asentó aún más el bolígrafo sobre el papel, de tal forma que las cuatro páginas siguientes se vieron notoriamente afectadas.
Arrancó tal página.
Y la siguiente.
Y la siguiente.
Y la siguiente.
Y la siguiente.
De pronto, allí, pura e inmaculada, la quinta página le esperaba ansiosa.
<¿Qué vas a escribir? ¿Qué le dirás?>
<¿Serás capaz de afrontarlo>?
¡Ring!¡Ring! (Sonó el timbre).
Miró a su derecha con el corazón acelerado.
El bolígrafo aún en su mano.
La quinta página aún vacía.
<¿Y si está tras la puerta…?>
Anuncios

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s