Inicio » CONFESIONES :o » SERIE: CARTAS PERDIDAS (IV)

SERIE: CARTAS PERDIDAS (IV)

Presentación2

En honor a esas decenas de cartas que he escrito y que jamás han llegado a su destino, ya sea por cobardía o por sensatez…

baul-1-5873

Mentiría si no admito que te extraño; si no admito que aquello “breve pero intenso” fue algo más que inolvidable. Yo sí creo en las nuevas oportunidades. Creo en que las cosas pueden arreglarse. Creo que sí es posible dejar una puerta abierta y abandonar los complejos que talvez nos han estado reprimiendo. Puertas abiertas. Sí. Para que fluya lo nuevo y resurja lo viejo, aquellas conversaciones, aquellos anhelos, aquellos abrazos casi interminables. 

Yo también me lo pregunto muchas veces: ¿qué habría pasado si…?

Y es todo a veces tan sencillo pero tan complicado, que nos absorbe más el miedo absurdo que las ganas de volver. Así que, quién sabe, puede que este sea el momento de los momentos, la ocasión de las ocasiones, la oportunidad de las oportunidades. Porque en lo más profundo de mí, lo que en verdad deseo, es que volvamos a sonreír con sólo mirarnos, como sabiendo ya lo que pensábamos sin decir una sola palabra.

Somos diferentes. Sí, y mucho. Pero a la vez tenemos tanto en común…

Ojalá este sea nuestro tiempo.

Quiero que sea ‘nuestro tiempo’.

Anuncios

5 pensamientos en “SERIE: CARTAS PERDIDAS (IV)

  1. La vergüenza nunca dio de comer a nadie, sin embargo siempre hizo daño tanto al avergonzado como al resto. A saber cuanta información y bellas letras se ha perdido en el olvido de una papelera, o en la estantería de la biblioteca esperando el momento eterno de la primavera, ese que le diera la fuerza para seguir y enfrentarse al público, y es que ocurrir al final, nada acontece que no sea un simple mal rato, y sin embargo… nos perdemos mostrar esos trazos de fina hermosura de sentimientos y arrepentimientos de anhelo, cordura y auténtica locura.
    Sigue con las cartas, te lo ruego.

    Le gusta a 1 persona

    • Tú siempre dándole un valor especial a lo que lees aquí. Gracias amigo Fernando, porque tus palabras son sinceras y edificantes. Tienes razón en lo que has dicho. Y, particularmente, he tirado a la papelera muchos sentimientos sinceros y honestos que podrían (talvez) haber cambiado situaciones… eso ya creo que es difícil de saber. Sin embargo, de una u otra forma, por medio de estas cartas “públicas” sin aparente receptor, puedo comunicar de forma sincera esos sentires. Cada carta va dirigida a una persona en especial, sólo que no lo saben…. Bendiciones y un abrazo.

      Me gusta

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s