Inicio » POESÍA » LA PÉRDIDA

LA PÉRDIDA

  I
Me sentí confuso,
pues perdí su estela. 
¿Dónde estaba, entonces?
¿Dónde estaba ella?
Sus caóticos ojos, 
profundos.
Su larga cabellera,
negra.

   II
Había perdido
-sin saber-,
el suave sonido
de su voz.
Se me había escapado
-sin querer-,
su belleza:
el emblema de mi amor.

   III
La perdí.
Lo sé.
Sucedió entre la densa noche,
y entre el tenue amanecer.
Y ahí va ella,
caminando.
Ya no quiere mirarme.
Ya no se quiere
dejar querer.

Lihem ben Sayel.

Anuncios

2 pensamientos en “LA PÉRDIDA

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s