Inicio » CONFESIONES :o » EDÉN

EDÉN

Hoy es un día precioso. Ideal para recibir una carta escrita a mano, con amor y cariño, de alguien que no esperas. Hoy -me parece- es el día perfecto para empezar a leer un buen libro. Iniciar una lectura de esas que recordarás para siempre. No sé, eso es lo que creo. Pronto llegaremos aquí a los 300 seguidores. También coincide con que pronto llegaremos a las 50.ooo visitas en WordPress -ya que en messenger llevaba cerca de 20.000, lo cual sumarían 70.ooo visitas; no sé por qué siempre matizo esto, pero me apetece matizarlo.

Edén significa “placer”.  Fuimos creados originalmente para habitar en el Edén. Pero a causa del pecado fuimos expulsados. ¿Será por eso que el hombre caído siempre desea vivir en un estado constante de placer…? El sistema de este mundo nos seduce para decirnos que -merecemos- sentir placer constante. No importa cuál sea el objeto de tu placer: obtenlo y tu felicidad y satisfacción estará asegurada. No… Es por eso que aquello que sea el objeto de tu placer, será en lo que inviertas tu tiempo, tu dinero, tu vida, tus ganas, tu corazón, tu alma.

Mi placer siempre ha sido escribir. Podría hacerlo siempre, a todas horas, por cualquier motivo. Al igual que Nazik al Malaika y la gran mayoría de los poetas, mis escritos tienen tintes melancólicos y reflexivos. No sé hacer otra cosa, qué quieres que te diga. De hecho, a veces me molesta Vivaldi…¡es tan alegre! Yo prefiero a Debussy, a Shostakovich, Rachmaninoff, Chopin. No podemos ir contra nuestra naturaleza, pero sí podemos usarla para bien.

images

Volviendo a las cartas -que esta entrada iba por eso-, creo que en mi lugar el regalo más hermoso que puedo recibir es una carta. Las valoro muchísimo. Pero esta generación ya no está acostumbrada a ello… Una pena. Debería haber nacido en una época más vintage. Tanta digitalidad me abruma. En su defecto, siempre podré escribirme cartas a mí misma: pasé toda mi bendita infancia haciéndolo…

(Por cierto, ¿qué habrá sido de ellas?).

Hace mucho que decidí no vivir según mis placeres: si en verdad creo en la eternidad como una realidad, entiendo también que jamás hallaré la felicidad perfecta aquí en la tierra. Soy peregrina, extranjera, y comprendo que sólo en la eternidad estaré de vuelta en mi verdadero hogar. Mi tesoro está en Cristo, en su verdad, su palabra y su revelación. Mi corazón está en su amor. Ese es mi tesoro. Es por eso que renuncié a mis sueños en el pasado y sigo renunciando a sueños presentes: es que no se trata de mí.  Sé que es difícil de entender, pero prefiero invertir toda mi pasión en los negocios de mi Padre, que en los míos propios.

Eso sí, en el milenio (que es donde tengo puesta toda mi esperanza) haré de todo.

🙂

Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.

                                                                                                       –  Jesús de Nazaret

Anuncios

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s