Inicio » MIS AMIGOS LOS GENIOS » DERRAMÉ LÁGRIMAS POR PHILIP SEYMOUR HOFFMAN

DERRAMÉ LÁGRIMAS POR PHILIP SEYMOUR HOFFMAN

Sin duda hay mil formas de morir. ¿Pero morir con una aguja aún colgando del brazo? Me ha conmovido profundamente. No puedo decir de él que era un “hombre bueno”, -para empezar, porque no lo llegué a conocer personalmente. Pero no deja de estremecerme la idea lúgubre de cómo las personas somos polvo y ceniza, como bien le recuerda Próximo a Máximo a punto de salir a la arena del Coliseo Romano. 
De pronto, me imaginé a Philip -a quien denominé personalmente como mi actor favorito-  envuelto en una sensación de vacío crónica y paralizante, a tal punto que es incapaz de negarse a la tentativa de ceder ante su propia autodestrucción. Y así, empiezo a notar unas lágrimas que brotan del profundo sentimiento de compasión frente a otras personas que como él están viciados a cualquier círculo autodestructivo, llámese como se llame.
Porque sí, queridos lectores amigos, el pecado no trae nada más que destrucción y muerte. No importa cuál sea tu nombre, ni cuán brillante puedas ser en lo que haces. Sin paz, no hay vida. Sólo vacío. Sólo dolor.

Anuncios

2 pensamientos en “DERRAMÉ LÁGRIMAS POR PHILIP SEYMOUR HOFFMAN

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s