Inicio » MUY PERSONAL » Y SE NOS VA LA VIDA

Y SE NOS VA LA VIDA

La única cosa que no me gusta de escribir una entrada desde el iPad, es que no me permite justificar el texto, y se queda desordenado. Empiezo con esto porque de verdad no me gusta. Pero quiero escribir, y a veces este par de minutos es el único tiempo de descanso y desconexión que poseo. El fin de semana pasado fue importante, creo recordar. Los weekends importantes se traducen en weekends agotadores, ¡y vaya si estaba agotada! El cansancio empezó desde el viernes y se notó hasta el lunes por la tarde, cuando tenía que dar mi clase de liderazgo a 40 y tantas personas que veían cómo me costaba en ocasiones mantener mi habitual tono de voz, por uno más apagado. Estaba exhausta. ¿Cómo se supone que se vive la vida cuando tienes demasiado por hacer y te parece que las horas no son suficientes? Supongo que hay dos opciones: o dejas de hacer cosas, o te inventas más tiempo. Bueno, incluso una tercera: aprendes a vivir cansado…

Pero estamos miércoles. Ahora estoy más recuperada, aunque los pálpitos acelerados del corazón continúan. ¿Puede ser miedo? ¿Pero miedo a qué? Yo lo sé. Lo sé desde mi interior. Pero en esto voy a ser como María, la madre de Jesús, que guardaba las cosas importantes en su corazón, tal vez sospechando que sería incomprendida, o algo así. Qué sé yo.

Si agosto fue mes de vacaciones, septiembre es mes de desafíos -y de despedidas. Se fue Karime, que era algo así como una amiga más que especial. Pero también te acostumbras a todo. Aunque la extraño mucho. Pero ya llegas a un momento en tu vida en el que aprendes a asimilar las cosas como vienen, sin más cuestiones ni razonamientos de medianoche.

Faltan dos clases para acabar la escuela. Volveré a tener mis lunes libres y seguramente me sienta más descansada 🙂 Aunque me encanta enseñar, sobre todo a un grupo tan entusiasta como el que tengo. Pero aunque me considero una mujer fuerte, no puedo hacer todo.

He pedido a mi amiga íntima que ore por mí para que el cansancio no sea la nueva trampa que el diablo me ponga delante. Del cansancio proviene el hastío y la saturación, las ganas de huir y de esconderse. Así que quiero estar cuerda y bien proporcionada.

Ahora soy líder de jóvenes junto a mi esposo. Otra honorable responsabilidad. Y yo sigo amando este espacio oculto -no tan oculto- donde puedo expresarme con cierta libertad 🙂 . Ahora voy a descansar un poco, que dentro de una hora tengo el GDA.

<<Y se nos va la vida

entre desafíos y sueños,

amores y recuerdos,

poesía y otros besos…>>

Lihem ben Sayel

 

Imagen1

Anuncios

4 pensamientos en “Y SE NOS VA LA VIDA

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s