Inicio » CONFESIONES :o » LA PACIENCIA ES MI CAMINO

LA PACIENCIA ES MI CAMINO

Una de las preguntas que más suelo escuchar a mi alrededor es aquella tan típica, tan curiosa: ¿cuándo terminas la novela?

Me da la impresión de que he sido tomada en serio.

Lo malo, es que cada vez que me formulan tan -repetitiva- pregunta, tengo que dar la misma -repetitiva- respuesta: no lo sé.

¡Y es que no lo sé! 🙂 Por eso estoy emocionada. De verdad, muy emocionada. Escribo desde que tengo uso de razón, y salvo mis infantiles relatos cortos de cuando era niña, nunca había emprendido una aventura literaria de tanta envergadura.

Tengo desventajas, y muchas. Las noto cada vez que me siento a escribir. No me dan respiro; no soy capaz de burlarlas y obviarlas. Están ahí, y vamos si lo sé.

Pero es que no me detienen.

He estado dos semanas en Noia (una villa medieval en Galicia, al cual he escogido como el lugar perfecto para escribir, pues es muy inspirador), y en verdad avancé muchísimo en la novela. Pude dibujar un esquema mucho más preciso acerca de la trama, e incluso el final. ¡Sí! El final. Y eso me hace relativamente feliz.

Relativamente, digo, porque desde hoy empecé a sentir aquella dulce y amarga nostalgia que sientes cuando SABES que algo terminará, tarde o temprano. Costará desprenderme de estos personajes y de este mundo que he creado con tanto esmero.

Personajes cargados de realismo, de simbología, de verdad. Conocedores de mis propias vivencias, las cuales guardan en secreto cuales idílicos confidentes. Personajes que ya he hecho prácticamente míos.

Otra desventaja es que no tengo un editor (¡haram!). O sea, a veces me siento como dando palos de ciego. Pero bueno, sólo a veces. Hace poco leí la noticia de un escritor (mejicano creo) que escribió su primera novela sin editor, y le fue muy bien. Así que esta desventaja sólo me atormenta cuando pienso en la facilidad que tendría para continuar mi proyecto con una mejor calidad.

Lo que sí que no puedo dudar, es que esta experiencia me da un sentido, una gran ilusión en la vida, pues también es mi forma más artística de fomentar los valores y los principios en los que creo. Aunque saliendo un poco del “típico esquema”, claro.

Dios es muy grande, pero a veces nos empeñamos en encasillarlo en modas o en nuevas corrientes de pensamiento. Soy partidaria de desafiar mi fe, y cuestionarme, con el fin de convencerme más o buscar la verdad.

No me va eso de -creer por creer-. Ni siquiera es bíblico. No practico esa clase de fe. Amo a Dios y creo en Él porque, aunque no tenga todas las respuestas a mis cuestionamientos, sé que Él es la verdad, porque además puedo demostrarlo. Sí. Puedo demostrarlo.

Volviendo a mi novela, no sé cuándo la acabaré. No tengo un límite en el tiempo, ni estoy interesada en tenerlo. Esto acabará cuando acabe. Pero eso sí, no me cabe duda de que el resultado será maravilloso. Y como soy una creativa nata, sé que será lo más bello que habré creado.

Hasta ese momento…

———

REGISTRO:

Acabé el capítulo número 10.
Empecé y terminé el 11.
Nejath, importante!! : recuerda que tienes que introducir aquellos personales en paralelo con la historia. No, en serio, es importante.

LihembenSayel

Anuncios

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s