Inicio » ARTÍCULOS » UN JUEGO PELIGROSO

UN JUEGO PELIGROSO

"UN JUEGO PELIGROSO"
(Testimonio anónimo en primera persona)

“Era pequeño. Tendría unos 7 años. Estaba con mi padre en una noche de las suyas. Él había quedado con sus amigos… para pincharse. Estábamos en un piso  Uno de ellos era policía y llevaba su arma. Yo jugaba con una pequeña niña que era hija de uno de ellos y estaba conmigo en el salón mientras mi padre y sus “amigos” estaban en una habitación drogándose.”

“De pronto, en medio del juego, veo un objeto sobre el televisor: era el arma del policía. Ignorando el peligro, cogí la pistola y apunté a la niña en la cabeza con toda la inocencia de un niño. Estábamos jugando. Pero en ese momento me doy cuenta de que la pistola pesaba mucho. Y entonces supe que no era de juguete.”

“Cuando voy caminando hacia la habitación donde estaban mi padre y los demás, se quedan estupefactos al ver que llevaba el arma. Aterrorizados, me decían: “¡no te muevas! ¡quédate tranquilo, no hagas nada!” Y me la quitaron de la mano. La pistola estaba cargada y no tenía ni siquiera el seguro puesto. Podría haberse disparado mientras jugaba con aquella niña. Pero ahora entiendo que Dios nos guardó.”

“Muchas son, Señor mi Dios, las maravillas que tú has hecho.

No es posible enumerar tus bondades en favor nuestro.

 Si quisiera anunciarlas y proclamarlas, serían más de lo que puedo contar.”

Rey David, libro de Salmos 40:5 

Lihem Ben Sayel,

The Princess Of The Lord…

Anuncios

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s