Inicio » REFLEXIONES » EL TÍTULO MÁS GRANDE

EL TÍTULO MÁS GRANDE

 

Tenemos ambiciones, sueños, metas…

Cada logro es un avance que nos lleva hacia donde queremos llegar.

Los títulos, los reconocimientos, los aplausos y las felicitaciones por nuestro trabajo son gratificantes… sin duda.

Sin embargo, en el Reino de Dios, las cosas van al revés:

– No se trata se “subir escalafones”, sino de menguar nuestro yo.

– El que dirige, debe ser como el que sirve.

– El que quiera ser el mayor, sea como el más joven.

– Y quien quiera poseer el título más grande de todos, debe adoptar la posición de siervo.

JESÚS LO HIZO.

“Los reyes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que sobre ellas tienen autoridad son llamados bienhechores; mas no así vosotros, sino sea el mayor entre vosotros como el más joven, y el que dirige, como el que sirve. Porque, ¿cuál es mayor, el que se sienta a la mesa, o el que sirve? ¿No es el que se sienta a la mesa? Mas yo estoy entre vosotros como el que sirve. […] Yo, pues, os asigno un reino, como mi Padre me lo asignó a mí. Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.”

Jesús de Nazaret

(Evangelio de Lucas 22:25-29; Evangelio de Marcos 10:45)

 

Anuncios

4 pensamientos en “EL TÍTULO MÁS GRANDE

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s