Inicio » PROSA » Pasará…

Pasará…

Pasa muy rápido… inmisericorde: él no se detiene jamás. Puedes suplicar, que no oirá tus ruegos. Puedes llorar, que él no tendrá piedad de tus lágrimas. Cumplirá su trabajo a medida, con exactitud, ya que dicen que es la mejor de sus virtudes.

Muchos desean que algún día enfermara, que no pudiera ser tan eficaz para así poder disfrutar un poco de lo que les rodea, de quienes aman, de la vida… pero él, no conoce de emociones, ignora acerca de pasiones eternas, su cláusula le exige pasar, pasar y pasar…

Y dejar su huella. Porque notas su rastro, en las sonrisas, en los caminares lentos de los que antes fueron gallardos hombres poderosos, fuertes y rápidos. La belleza, la absorbe cual esponja inoportuna que aparece cuando aún deseabas un poquito más. Para muchos, él representa la tortura de las cosas que nunca  lograron, las cosas que hicieron y que desearon no haber hecho jamás. A veces sólo oye quejas más que gratitud. Muchos le odian. Otros muchos le reclaman ¿por qué?

 Pero descubrí que no es tan malo como dicen que es… descubrí que si logras aliarte a él, saldrás ganando. Si eres consciente de que jamás se detiene, podrás aprovecharlo e invertir.Invertir en sonrisas, palabras de ánimo, hacer lo que siempre soñaste y jamás te atreviste.

 Invertir en aquellas personas que bendicen tanto tu vida, en esos “te amo” que nunca pasarán de moda. Invertir en propósito, en destino. Invertir en lo eterno, en lo que es bueno y justo. Invertir en descubrir nuevas aventuras. Invertir en amar y cambiar a mejor. Invertir en conocer y estar más cerca de Dios. Invertir en perdonar…

Descubrí  también que es sabio, que te enseña a valorar las cosas y mirarlas desde puntos de vista positivos y favorecedores. Él honra a las canas, a las arrugas, a esos seres que se atrevieron a enfrentarse a él y salieron en pie. Que gracias a él recordarás momentos inolvidables, porque supiste hacer uso de él. Llevaremos su nombre en forma de días, meses, años que cambiaron para siempre nuestras vidas, que marcaron etapas importantes, eventos sublimes.

Dicen que no tiene misericordia. Yo sólo creo que hace su trabajo. Yo sé lo que él hará conmigo: no se detendrá. Pero lo que yo haga con él, dependerá única y exclusivamente de mí.

El tiempo pasará… pero que el que hace la Voluntad de Dios, permanecerá para siempre.

“Pero esto digo, hermanos:

que el tiempo es corto […]”

Apóstol Pablo, 1ª Corintios 7:29 a

 

Lihem Ben Sayel,

The Princess Of The Lord…

Anuncios

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s