Inicio » POESÍA » Historia de Redención

Historia de Redención

 

 

Historia de Redención

Torviscas, D1601211

20:38 pm

 

Hay una gran historia

Que aquí les voy a contar.

Refleja la más grande victoria:

Cuando la Luz venció a la oscuridad.

 

 

 

Tenía Dios Creador grandes sueños

Y extendió su naturaleza para crear

Toda la hermosura que hoy conocemos

Y a un compañero para con él caminar.

 

Le dio potestad para gobernarlo todo:

Cielos y tierra, ríos y mares.

Era dueño de las bestias pero se sentía solo,

Por tanto le dio Dios mujer para que le acompañe.

 

Todo era en paraíso mucho idilio, mucho placer.

Era el estado perfecto, lo que todo hombre quisiera tener,

Pero un día el fatídico error que cometieron al desobedecer

Le dio a la Gran Serpiente el poder de todo, y al hombre el perecer.

 

 

Siglos  y siglos transcurrieron; la humanidad se hundió en destrucción.

El Príncipe de este mundo con crueldad y desolación reinó.

Pero en medio de todo caos una antigua profecía renació:

Se decía que algún día vendría el Mesías y que Él sería la solución.

 

Algunos le esperaban, otros muchos renegaban

De aquellos que valientes se atrevieron a anunciar

Las esperanzadoras buenas noticias que en todo oído resonaban:

El Salvador del mundo vendría y rescataría a la humanidad.

 

Cierto día una estrella en el cielo

Dio inicio a la esperanza hecha carne

Y los llantos de un recién nacido en un establo

Resonaron en el infierno para tormento de sus secuaces.

 

 

 

Todo tipo de artimañas y mortales planes se levantaron

En contra del pequeño niño nacido en aquel establo;

Pero la predestinación divina ya le había marcado:

Él era Dios mismo y no había maquinación capaz de derrotarlo.

 

Creció escondido, creció consciente

De que se estaba entrenando para enfrentarse a la muerte.

Parecía uno más, aparentaba ser común y corriente

Pero los designios de Su Padre para él eran diferentes.

 

Convirtió el agua en vino,

Hizo desaparecer de la gente la enfermedad.

Repartió panes y peces

Y enseñaba con toda autoridad.

 

¿Quién es este hombre?

Preguntaban los que le veían.

Todos se le acercaban, otros muchos le seguían

Pero ¿cuántos eran aquellos que realmente en Él creían?

 

 

Pero un día certero la oscuridad un plan trazó:

Se trataba de 30 monedas y de la avaricia de un traidor.

La señal sería un beso y un saludo disfrazado de honor

Y fue en medio de una noche fría en la que al hijo del hombre el traidor entregó.

 

Le golpearon, le escupieron, con cadenas le prendieron.

Hombres grandes y pequeños hicieron mofa de su sufrimiento.

Pero el Salvador sabía que todo lo que estaba ocurriendo

No era parte de la casualidad sino fruto de un plan perfecto.

 

Todos dicen que ese día

Fue uno para nunca olvidar,

¿Se cumpliría al fin la profecía?

¿Se salvaría a la humanidad?

 

Y ahí estaba el hijo del hombre

Clavado en una cruz de sus manos y pies,

Pues a muerte le condenaron

Ya que a la muerte debía vencer.

 

 

Pasaron las horas, el sol se oscureció

Y de pronto un terremoto a la tierra sacudió:

Unas palabras resonaron, habló el hijo de Dios:

“Consumado es” dijo, y su espíritu al Padre entregó.

 

Muchos en ese momento creyeron

Y le reconocieron como Salvador,

Mientras otros presenciaron el gran momento

Cuando aquel velo en dos se rasgó.

 

La Gran Serpiente se creía ganadora

Gran celebración en el infierno resonó.

La sangre del cordero había sido derramada

Pero pronto en el infierno se creó gran confusión.

 

 

 

Al tercer día ocurrió un milagro:

“La tumba está vacía” una mujer gritó.

La gran piedra se había removido,

Había resucitado nuestro Señor.

 

Mientras en la tierra se asombraban

El infierno gravemente tembló:

¿No es este al que habíamos matado?

¿No era este el que sin sangre en su cuerpo quedó?

 

Pero revestido de vestiduras blancas

Y con fuego en sus ojos y armadura de luz

Le arrebató a la serpiente las llaves del abismo

Aquel que creían haber vencido en la cruz.

 

 

Y los exhibió públicamente;

Expuso su vergüenza y los decretos anuló.

Aquellos edictos que contra la humanidad pesaban

La sangre de Cristo con su poder abolió.

 

Desde ese momento esta historia deja manifiesto

Que todo hombre y mujer tiene derecho a la salvación.

Aquella antigua profecía finalmente llegó a su cumplimiento

Cuando el hijo de Dios a la muerte derrotó.

 

 

 

Lihem Ben Sayel

The Princess Of The Lord…

 

Anuncios

2 pensamientos en “Historia de Redención

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s