Inicio » REFLEXIONES » Adiós, inocencia…

Adiós, inocencia…

 
 
 
 Observa la fotografía cuidadosamente
¿Qué te inspira?
¿Puedes ver la inocencia y la fragilidad en esta imagen?
 

  Inocencia. Pura. Sublime… Inocencia que no escatimaste en revelarte tan fresca y tan libre en la mirada de cualquier niño que vio la luz en este mundo tan consumido por la corrupción de sus males.

  Inocencia. Eras como un sueño… ¿por qué tuvieron que despertarnos, así, tan abruptamente y sin piedad? Todo era tan hermoso cuando estabas cerca… no reconocía el peligro, ni me asustaban las más feroces fieras… Cuando tú estabas presente, el tacto de la vida era suave y terso, como la más delicada seda.

  Inocencia… cuando te tenía en mis brazos me dijeron que yo era débil. Mas cuando te fuiste me gané el respeto de la gente. Aún el temor se vislumbraba en sus rostros cada vez que oían que de mí se hablaba.

   Inocencia.. ¿realmente fui niño alguna vez? ¿Realmente fui tan frágil, que alguien me tenía que proteger? ¿Realmente en alguna ocasión fui capaz de mirar a alguien sin odio y sin rencor? Tenía pasión por el arte… quería ser pintor.

https://i2.wp.com/www.bluecorncomics.com/pics/hitler99.jpg

   Inocencia… un día te marchaste. Un día dejé de oír tu voz. Un día me miré al espejo y no te encontré ya en mi mirada. Se tornó sombrío el pensamiento, y se volvieron como espada mis palabras. La furia penetró mis huesos, y no se halló en mí bondad.

   Inocencia…¡ya ni siquiera te echo de menos! ¿Qué pasó? ¿Qué me hicieron, para poder sentirte tan, tan lejos? ¿Si corriera, podría acaso alcanzarte? ¿Si te llamara, podrías acaso escucharme? ¿Volvería a soñar despierto, volvería a ser todo como antes?

   Inocencia… yo crecí, pero tú menguaste. Mira en lo que me he convertido. Mira lo que soy desde el día en  que te marchaste. Eras pura. Sublime. Estabas en mi mirada. Pero mírame ahora: de ti en mí ya no queda nada.

   Ahora sé que nunca más te buscaré. ¡Nunca más llames más a mi puerta! Porque lo que había entre tú y yo, fue una utópica y esquelética leyenda.

   Adiós, mi amiga inocencia…

   Atentamente:

   Adolf Hitler

  

   NOTA DE LA AUTORA:

   Preciso decir los motivos de por qué Adolf Hitler (el último personaje del cual quisiera escribir algo en mi vida) está presente en esta entrada.

   1. ¿Observaron las dos primeras fotografías? Se trata de Hitler cuando era tan sólo un bebé y luego un niño ya mayor. Esta entrada con respecto a la inocencia es producto de mi fascinación al pensar que cualquier violador, asesino, dictador, pederasta.. (bueno, todo lo peor que te puedas imaginar), también fue un niño inocente, frágil, dependiente, ingenuo… Qué paradoja…

   2. Se acerca una fecha muy especial: 14 de Mayo. Fecha en la que se celebrará el 62º Aniversario de la Constitución del Estado de Israel. Ya todos conocen mi pasión hacia esta tierra y mi apoyo hacia la comunidad judía en general, así que a partir de ahora hasta el 14 de mayo realizaré entradas con respecto a este gran acontecimiento tan importante para Israel y para mí, amante de esta tierra y de su gente. Artículos que hablarán el antisemitismo, del sionismo, de escatología, de lo significativo de este acontecimiento de cumplimiento profético, etc… todo lo que se me ocurra.

   3. HOY 9 DE MAYO se celebra el 65º Aniversario de la derrota de la Alemania nazi. Hubo desfiles en Rusia (país que derrotó a Alemania en la II Guerra Mundial y quisiera citar algunas palabras del discurso de Medvédev:  "Sesenta y cinco años atrás el nazismo fue derrotado, la máquina de aniquilación de pueblos enteros fue detenida. Volvió la paz a nuestro país y a toda Europa. Se puso fin a la ideología que destruía los fundamentos de la civilización".

   4. Y concluyo con esta frase que puede expresar el resultado de la pérdida de inocencia: ES MUY FÁCIL DAÑAR AL NIÑO, Y MUY DIFÍCIL REPARAR AL HOMBRE…

Anuncios

3 pensamientos en “Adiós, inocencia…

  1. Omití un punto, y fue el de decir que SIN DIOS todos sin excepción seríamos HITLER EN POTENCIA. ¿Quién puede asegurar lo contrario? Porque nacemos con INIQUIDAD. Desde luego que yo veo la primera fotografía y la tercera, y siento compasión por aquel hombre, en lugar del rechazo habitual que me despierta.

    Me gusta

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s