Inicio » REFLEXIONES » Ella…

Ella…

 
   Ella es preciosa. Es sencilla sin dejar de ser valiosa, aún más que las perlas, aún más que las rosas. Ella no levanta la voz. No camina haciéndose notar. No esconde intenciones ocultas en lo profundo e insondable de su corazón: es honesta, transparente. Tiene la asombrosa capacidad de decir lo que siente y lo que piensa sin olvidar lo maravilloso del “tacto” y de la “delicadeza”, procurando siempre guardar los sentimientos de a quien dirige su rotunda opinión.
  No te mira desafiante: es comprensiva. No te sonríe con falsedad: es auténtica. No te habla con lisonjas: es veraz. Una de las cosas que más disfruto de ella es cuando no tiene problema en elogiar el logro de los que la rodean. Puede decir lo bello o inteligente o sabio que eres sin dejar de pensar que ella tiene su encanto también. Puede mantener amistades profundas sin temor de sentirse amenazada por las capacidades ajenas. No espera aprobación de nadie… sabe que ya ha sido aprobada por alguien superior a los hombres. Y punto.
  No le hace falta vestirse con harapos para denotar que es ella en realidad, no. ¡De ninguna manera! Personajes de renombre han hecho gala de ella, elevando aún más (si cabe) su grandeza.
  Yo la persigo, la persigo desde que me di cuenta de lo mucho que la necesitaba. Desde entonces la ansío, con todas mis fuerzas. En mis oraciones clamo por ella. No a muchas personas he conocido que la dominen con destreza. Sin embargo, aquellas que conocí gozan de mi más profunda admiración.
  Es que me convertí en cazadora de ella. La huelo a la distancia. La percibo cuando está cerca, y me resulta más que evidente su ausencia. He notado también que algunos pretenden imitar sus formas… pero no lo consiguen, aquellos, los actores, los hipócritas, los faltos de sinceridad.
  ¿Acaso tendré yo un olfato delicado para percibirla? Porque sé cuando la envidia o la competitividad toman su lugar… y duele. Duele cuando juzgan si está o no por las puras apariencias. Duele porque alguien puede mirar el diamante, ¿pero acaso puede saber cómo se siente él en su interior por ser diamante?
 Pero también, nunca la anhelé tanto como ahora. Ahora es cuando reconozco su valía. Ahora es cuando lucho por ella más que nunca. Ahora es cuando sé que la perseguiré todos los días de mi vida, hasta que parta. Talvez pueda Él decir que lo conseguí (pues no me lo dirá ni debiera decírmelo nadie, sino Él).
  Me arrepiento cuando la ofendo, eso también. Porque conozco mi corazón, y mis intenciones aún en ocasiones son tan inexactas que es ineludible decir que no.
   Ahora no necesito más. Sólo tenerla, y cada día renunciar a mis deleites para que ella se sienta cómoda dentro de mí. Es que es tan dócil, tan frágil… pero a la vez tan fuerte, pero tan fuerte… que el Salvador del mundo y de mi alma venció con ella la muerte, y con ella me dio libertad y vida eterna.
   ¿Aún no sospechas su nombre?
  Ella… se llama humildad.
“HAYA PUES EN VOSOTROS ESTE MISMO SENTIR
QUE HUBO TAMBIÉN EN CRISTO JESÚS,
EL CUAL SIENDO EN FORMA DE DIOS,
NO ESTIMÓ EL SER IGUAL A DIOS
COMO COSA A QUÉ AFERRARSE,
SINO QUE SE DESPOJÓ A SÍ MISMO,
TOMANDO FORMA DE SIERVO,
HECHO SEMEJANTE A LOS HOMBRES;
Y ESTANDO EN ESA CONDICIÓN DE HOMBRE,
SE HUMILLÓ A SÍ MISMO,
HACIÉNDOSE OBEDIENTE HASTA LA MUERTE,
Y MUERTE DE CRUZ.
POR LO CUAL DIOS TAMBIÉN
LE EXALTÓ HASTA LO SUMO…”
Filipenses 2:5-9a
Rosa roja
Anuncios

9 pensamientos en “Ella…

  1. Y mi fiel amiga…. que aunque no hemos compartido mucho, siempre diré que hay algo en ti que me encanta, incluso me inspira. Y por cierto, he de decir que tú eres una de esas personas que posee la hermosa y gran cualidad de la que hablo aquí. Te quiero mucho princesa.

    Me gusta

  2. Wow…me dejastes sin palabras…que pedazo de entrada…me encanta como y lo que escribes…cada palabra cuidadosamente escojida para que el lector vea esa pasion y urgencia que tienes para con lo que reflejas…..me encanta….y estoy de acuerdo contigo en todo lo escrito…te amo mi amada amiga y gran escritora…

    Me gusta

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s