Inicio » ¿? » “Lucha hasta llegar…”

“Lucha hasta llegar…”

 
desierto del escritor2.jpg
 
    Ella camina por el desierto. El andar la ha dejado extenuada. El viento lleva la arena a sus ojos… se cae del cansancio sobre las dunas doradas. Pero se levanta. Se dice a sí misma: "Tengo que llegar al oasis que me espera." Se cubre con el velo, ese velo color púrpura que le regaló su madre un poco antes de morir, cuando Zaida era tan sólo una niña. Camina… paso a paso se da cuenta de lo deshidratada que está. "Agua…"    suspira. Ella cree que lo ha gritado a los cuatro vientos, pero tan sólo lo ha susurrado con la poca fuerza que le queda…. "Agua…"
 
 
    Zaida se desploma… el sol abrasador acaba por derretir sus últimas esperanzas de llegar a su cometido, el Gran Oasis. Pero de pronto, escucha una voz lejana que se acerca retumbante y oportuna:  "¡Levántate, tan solo faltan pocos pasos!" Zaida intenta responder: "No puedo…. no podré lograrlo". Pero sólo puede pensarlo… la deshidratación a causa del fuerte sol le ha robado hasta el último suspiro.
 
    Pero aquella voz amiga no deja de hablarle:  "Lucha, hasta llegar… sólo un paso a la vez Zaida… sólo un paso a la vez". En ese momento, Zaida, se levanta de una forma sobrenatural, de la misma forma como si alguien la hubiera tirado de los brazos hacia arriba y la hubiera puesto en pie. Esa misma fuerza sobrenatural le permitió ver con claridad a lo lejos… después de aquella duna que veía tan grande e imponente frente a sí, estaba el Gran Oasis.
 
 
   Zaida aún no podía verlo… pero podía imaginarlo. Podía escuchar a lo lejos el sonido de las cascadas de agua. Escuchaba las hojas de las palmeras moverse al son del viento… el cumplimiento de su promesa estaba cerca. Zaida avanza, un paso a la vez. Le cuesta, pero su semblante ha cambiado. Ya no camina por el desierto pensando que es una desgraciada, o que Dios ha lanzado su destino al viento…. ahora va segura, sabiendo que él la dirige hacia un futuro desconocido, pero mil veces mejor que el que ella se imaginaba en sus mejores fantasías.
 
   Finalemente, Zaida llega al Gran Oasis. ¡Lo que sus negros y vivaces ojos veían era mil veces mejor de lo que alcanzaba a imaginar! Lo había logrado. Llegó a la meta. Ella sonríe y se decide a correr hasta esas aguas cristalinas que la esperan cantando un himno a la vida, un himno a la lucha y a la fe. Zaida mira agradecida al cielo… da gracias a su D’os Todopoderoso. Simplemente, ya no hay nada que temer…
 
 
 
 
 
 
The Princess Of The Lord…
Rosa roja
Anuncios

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s