Inicio » ¿? » UNA MAÑANA DE SEPTIEMBRE

UNA MAÑANA DE SEPTIEMBRE

 
    06:50 a.m.
 
    Estoy en mi cama (yo en la de abajo y Ramón en la de arriba), abro los ojos, hay que levantarse. Escucho a mi padre afeitándose y luego salir por la puerta al trabajo. Mi madre se levanta y quiere asegurarse de que estoy despierta. En fin, que tengo que levantarme ya.
 
    07:00 a.m.
 
    Hago una pequeña oración mientras intento recordar los dos versículos que memoricé anoche para tenerlos en mente todo el día. Uno hablaba de pedir sabiduría y otro decía que las aflicciones presentes no son comparables a la gloria venidera. Arranqué mi día con El Señor en mi mente y corazón. Enciendo mi grabadora (no sé cómo rayos lo llaman aquí, creo que casset) y escucho Love Song y luego Yerushalayim de Ofra Haza. Soy toda una judía ja…
 
   07:15 a.m.
 
   Le plancho la ropa a mi hermanito y luego la mía. Arreglo mi cama. Preparo el desayuno a Ramón mientras él se viste.
 
   07:45 a.m.
 
   Ramoncín desayuna. Yo me arreglo en el baño. Ya tenemos que prepararnos para salir. Él se despide de mami y ella ora por él. Arreglamos algunos de talles y…
 
   08:05 a.m.
 
    Comenzó la hermosa rutina de llevar a mi hermanito a sus clases. Me encanta compartir eso con él. Vamos caminando mientras le digo que está guapísimo y le tomo de la mano y acaricio su cabeza. Pasamos por un edificio donde hay una señora que sufre un tipo de retraso, la saludo y le sonrío  mientras ella espera que el furgón de la Cruz Roja la recoja para ir a su centro especial. Y entonces me llama y se me acerca y me dice algo acerca de unas revistas. En eso la madre la llama y ella se justifica diciendo que sólo me saludaba ja. Todo comienza otra vez.
 
   08:15 a.m.
 
   Ramón toma mi mano y la pone en su cabeza: es el momento en que yo ore por él con la bendición sacerdotal. Recito mi oración y ya tiene la doble unción ja.
 
   08:20 a.m.
 
    Llegamos al cole. Le despido con un beso y subo a casa de Nallua, mi tía.  Como suelo hacer algunas mañanas, entro en mi mail y leo las noticias de Israel y las noticias cristianas alrededor del mundo. Me entero de lo último de Lucas Leys en su blog y divago por ahí, buscando algo interesante que hacer en la red, mientras escuho algo de Hillsong y Michael W. Smith en Youtube.
 
    Luego haré como siempre suelo hacer por las mañanas en horario de clase: visitar a mi amigo del alma Che, compartiremos algo de la palabra, hablaremos de una canaria morena y de un judío americano y nos tomaremos un té verde mientras nos reímos e intentamos despertar.
 
   12:30 p.m.
 
    Recogeré a Ramón e iremos a casa. Arreglaré algo por ahí y comeremos.
 
   20:00 p.m.
 
   Otra vez en Fitness Shop con José para ir juntos a la oración de esta noche. A ver. Este es el planning de hoy, veremos si se produce alguna alteración. Si hoy conozco al amor de mi vida o algo así… ja… como me dijo mi Chris "como no salgas…". él y yo nos entendemos ja. Crazy man, dude.
 
   20:30 p.m.
 
   Estaremos en la iglesia con los demás líderes que participarán en el Re-Encuentro para orar. Habrá una presencia de Dios impresionante, sin duda.
 
   Muy tarde por la noche…
 
   Estaré en mi habitación. Escribiré. Oraré. Memorizaré mis dos versículos. Me acostaré en mi cama, pondré música mesiánica y miraré al techo mientras hablo con mi mejor amigo. Él me hablará también, y luego pensaré: gracias D-os, soy feliz.
 
   Este es un día normal en un Septiembre de mi vida…
 
 
The Princess of The Lord…
Rosa roja
 
 
   
Anuncios

Un pensamiento en “UNA MAÑANA DE SEPTIEMBRE

¡Gracias por tu comentario! Un abrazo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s